10 jun. 2009

El Secretario de Estado de Investigación participa en la entrega de los Premios de Investigación e Innovación Castilla-La Mancha.



Carlos Martínez Alonso afirma que la ciencia “genera innovación, empleo, crecimiento económico y bienestar social”



􀂃 Se premian actividades punteras en campos como el Hidrógeno, la neurología o las matemáticas

􀂃 Algunos de los galardonados participan en proyectos apoyados por el Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN)

8 de junio de 2009.- El secretario de Estado de Investigación, Carlos Martínez Alonso, ha participado esta tarde en Toledo en la ceremonia de entrega de los Premios de Investigación e Innovación Castilla-La Mancha 2007 y 2008. Estos galardones reconocen a diez investigadores que destacan por el conjunto de su trayectoria, por sus propuestas innovadoras o por lo prometedor de su carrera. Algunos de los premiados desarrollan o han desarrollado proyectos de investigación con financiación del Ministerio de Ciencia e Innovación (MICINN).

Martínez Alonso ha destacado que en estos momentos es más importante que nunca “invertir en una ciencia que genera innovación, empleo, crecimiento económico y bienestar social”. Para el Secretario de Estado: “Es fundamental extender la cultura científica, especialmente entre los más jóvenes, para que se comprenda la necesidad de destinar convicción y fondos a la I+D+i”.

En la ceremonia, celebrada en el Archivo Regional de Toledo, han recogido los galardones tanto los científicos premiados en la convocatoria más reciente (2008) como los galardonados en la convocatoria anterior (2007), que aún no los habían recibido. El acto ha sido presidido por el Presidente de la Junta de Castilla-La Mancha, José María Barreda.

Los Premios de Investigación e Innovación 2008 han recaído en: José Sánchez-Dehesa (semiconductores, óptica y acústica) y Manuel Nieto (regeneración del sistema nervioso), ambos por el conjunto de su trayectoria; José Luis Valverde (innovación en energía del Hidrógeno y combustibles); Juan Ángel Aledo (joven investigador); y María Arévalo (joven investigadora).

En la convocatoria 2007 fueron premiados Antonio Baylos (relaciones laborales y protección de los derechos de los trabajadores) y José Cernicharo (ciencias del espacio y astrofísica), ambos por el conjunto de su trayectoria; Publio Pintado (innovación en dispositivos de alta tecnología); Guglielmo Foffani (joven investigador); y Esther Vázquez (joven investigadora).

Algunos de los galardonados han recibido o reciben apoyo del MICINN para la realización de sus actividades. Es el caso de José Sánchez-Dehesa, que participa en un proyecto CONSOLIDER sobre metamateriales, o de Manuel Nieto, cuyo Grupo Experimental de Neurología es una unidad asociada entre el Instituto Cajal del CSIC (organismo público dependiente del MICINN) y el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.


PDF: http://web.micinn.es/01_Portada/01-Ministerio/031Prensa/00@Prensa/080609_3.pdf

9 jun. 2009

¡Que vienen las medusas!



Las costas españolas se preparan para la invasión de invertebrados - Las especies más tóxicas ya se han acercado a las orillas de las playas.


Sigilosamente, las gelatinosas medusas se han ido convirtiendo en un más que incómodo compañero de baño en las playas españolas. El contacto accidental con la mayoría de estos cnidarios que habitan o llegan en enjambres a nuestras costas no reviste en general graves daños a los bañistas, pero en los últimos veranos se dispararon las alarmas al avistar ejemplares de las especies más peligrosas: un tipo de cubomedusa (la avispa de mar Carybdea marsupialis), y la carabela portuguesa (Physalia physalis), que en realidad no se trata de una medusa, sino de una colonia de hidrozoos que confunde por su aspecto. Los científicos creen que la sobrepesca está desfavoreciendo a los depredadores naturales de medusas (túnidos y otras especies de peces y tortugas marinas) y el aumento de temperatura del mar también puede aumentar la población de estos organismos.

Durante abril, el dispositivo de observación y alerta del Instituto Español de Oceanografía (IEO) detectó la presencia de algunos ejemplares de carabela portuguesa en las costas de Murcia y, recientemente, en el Cantábrico. El año pasado, el avistamiento en otras zonas también causó preocupación. La carabela portuguesa, con una sombrilla rellena de gas que le permite flotar, es frecuente en aguas del Atlántico y penetra en el Mediterráneo por el estrecho de Gibraltar, arrastrada por vientos del oeste, pero no prospera en estas aguas. Sus tentáculos de hasta 20 metros tienen una gran concentración de células con un potente tóxico.

Según Ignacio Franco, investigador del Centro Oceanográfico de Murcia, la cubomedusa que se encuentra en el Mediterráneo no es mortal como sus congéneres australianas, es poco abundante, no es costera y vive a profundidades de 30 metros. Sin embargo, sus picaduras pueden provocar serias reacciones en personas con salud debilitada o en niños.

En el mar Mediterráneo, las más habituales son la Aurelia aurita (medusa común), con muy bajo poder venenoso, y otras más peligrosas como la Cotylorhiza tuberculata (o huevo frito) y Rhizostoma pulmo, habituales durante el verano. También se encuentra la Pelagia noctiluca, pero vive en mar abierto: las lluvias hacen de barrera salina y evitan que llegue a la costa. "No es una regla exacta, porque también se avistó Pelagia noctiluca en años muy lluviosos, lo que indica que existen otros factores implicados", dice Verónica Fuentes, investigadora del Instituto de Ciencias del Mar/CSIC de Barcelona (ICM). En Baleares se espera la proliferación de esta especie mientras que en el Mar Menor este año no se espera la presencia de especies peligrosas.

"Puede haber grandes bancos de medusas en alta mar y llegar pocas a la costa; y al contrario", añade Fuentes. Por este motivo, cree necesario completar con campañas oceanográficas que evalúen las poblaciones los datos de avistamientos de estos organismos a través del Plan Medusas, del Ministerio de Medio Ambiente, que este año lo ha extendido a todo el litoral español y que cuenta con la colaboración del CSIC y del IEO. La proliferación de medusas es un fenómeno todavía poco estudiado en España.

En Cataluña, donde se presenta una gran variedad de medusas, el ICM analiza los datos de avistamientos en el litoral catalán proporcionados por la Agencia Catalana del Agua, pero las series anuales aún son insuficientes para crear un modelo ecosistémico con el cual hacer predicciones, afirma Fuentes.

En Canarias y Andalucía se introduce la tortuga boba (Caretta caretta) de las islas de Cabo Verde, medida que ha sido criticada por entidades como Ecologistas en Acción. Aseguran que esta tortuga tiene como alimento principal un tipo de cangrejo. Medio Ambiente acaba de dar marcha atrás a la firma de un convenio con cofradías de pesca de Baleares para recoger medusas desde sus barcas. Según los científicos, las redes fragmentan los tentáculos en el agua y así se multiplica la posibilidad de ser picado. Para curarse en salud, este año banderas identificativas ondearán en las playas de Baleares para alertar a los bañistas de la presencia de medusas.


Ante una picadura:

  • Salir del agua y evitar pisar restos en la orilla.

  • No rascar ni frotar la zona afectada.
  • Lavar la herida con agua salada, nunca dulce.

  • No utilizar amoniaco.

  • Retirar restos de filamentos con pinzas o guantes.
  • Aplicar una bolsa de hielo durante 15 minutos.
  • Aplicar tintura de yodo para evitar la infección.

Mayor precaución con niños, personas alérgicas, con problemas cardiovasculares o asmáticas. Haber sufrido una picadura en el pasado aumenta la sensibilidad.


WEB: http://www.fecyt.es:80/fecyt/detalle.do?elegidaSiguiente=&elegidaNivel3=&elegidaNivel2=;SalaPrensa;noticias32cientificas&elegidaNivel1=;SalaPrensa&tc=noticias_cientificas&id=176613

Viaje a la universidad de los cerebros visionarios.



A Einstein le daba vértigo pensar en el futuro, «porque suele llegar demasiado rápido». Ray Kurzweil, inventor y autor de 'La era de las máquinas espirituales', no tiene por fortuna ese problema. Todo su empeño consiste precisamente en acelerar la marcha trepidante para llegar vivo a ese momento mágico -la singularidad- en el que la fusión del hombre y la máquina permitirá «el mayor salto evolutivo de nuestra especie».



El intrépido Kurzweil no está ni mucho menos solo en esta singular empresa que hace unos años pertenecía al terreno de la ciencia ficción. El ingeniero aerospacial Peter Diamandis, el cofundador de Google Larry Page y la misma NASA han decidido unir fuerzas para propulsar el lanzamiento de la Singularity University.

Misión: explorar los avances y las posibilidades de la biotecnología, la nanotecnología, la neurociencia, la robótica y la inteligencia artificial para hacer frente «a los grandes retos de la Humanidad». Tripulación: 40 mentes privilegiadas de una larga decena de países (no hay españoles) que aspiran a liderar la transición hacia ese futuro tan inquietante como prometedor.

«El cambio climático, el hambre, la pobreza, el cáncer... Los problemas se nos acumulan y no podemos quedarnos cruzados de brazos», asevera Ray Kurzweil, el capitán de la nave. «La tecnología es la mejor esperanza, pero tenemos que entender los retos y estudiar el impacto de todas las innovaciones que van a cambiar radicalmente nuestras vidas».

«En cuanto una rama del conocimiento se convierte en una ciencia de la información, como ha ocurrido con la medicina tras la secuencia del genoma, se produce un avance de forma exponencial: dos, cuatro, ocho, dieciséis...», advierte Kurzweil. «Eso está empezando a pasar con otros campos como la energía. En 20 años, viviremos en un mundo muy distinto: tenemos que llegar preparados a la singularidad».

Kurzweil supervisa los preparativos desde su cuartel general en las afueras de Boston. Pero donde se está cociendo realmente el futuro es en el centro de investigación de la NASA en Mountain View, en el corazón palpitante de Silicon Valley. Allí está el Pleiades, uno de los superordenadores más rápidos del mundo. Y allí arrancará en julio la Universidad de la Singularidad, abriéndose paso entre cráteres lunares y robots de exploración marciana.

Salim Ismail, director ejecutivo y de navegación, insiste, sin embargo, en que la Universidad de los visionarios tendrá los pies en la Tierra y buscará sobre todo soluciones prácticas: «Los mejores inventos han surgido siempre en la intersección de las ciencias. Nuestra finalidad es unir a expertos que han sobresalido en sus campos y que han demostrado capacidad de liderazgo o de iniciativa empresarial. No queremos quedarnos sólo en la pura especulación: buscaremos soluciones prácticas».

Ismail, 44 años, físico de origen indio, estuvo al frente de la fábrica de innovaciones de Yahoo y sabe de lo que habla. Explica con toda naturalidad el advenimiento de las fotocopias en tres dimensiones y vislumbra las posibilidades de la nanotecnología en la salud o en el impulso definitivo de la energía solar. Comparte con Ray Kurzweil esa visión optimista del momento en que la inteligencia de los ordenadores alcanzará a la de la especie humana y entraremos definitivamente en otra era.

Los 40 estudiantes ahondarán en la teoría y práctica de la singularidad, ramificada en 10 campos que explorarán los impactos económicos, sociales, éticos y metafísicos de las tecnologías punteras. Las primeras tres semanas se dedicarán al estudio, seguidas de otras tres en las que primarán la conexiones y la cooperación. La tormenta de ideas, al más puro estilo Silicon Valley, fraguará al final en un proyecto conjunto para acometer algunos de lo grandes retos de la Humanidad.

La matrícula, por cierto, cuesta 25.000 dólares. ¿La recesión? "Tuvimos 1.200 solicitudes", asegura la hondureña Susan Fonseca-Klein, directora de operaciones de la Singularity University. "En tiempos de crisis es cuando se incuban las mejores ideas".



WEB: http://www.elmundo.es/elmundo/2009/06/05/ciencia/1244228352.html

Hemeroteca

Etiquetas