7 ago. 2009

El desarrollo del mercado del libro electrónico.

El mercado del libro electrónico se encuentra en plena efervescencia, y parece un buen momento para dedicarle un pequeño análisis. En muy poco tiempo, hemos visto aparecer y desarrollarse competidores con muy distinto enfoque, alianzas de todo tipo, movimientos de actores teóricamente importantes, estrategias diversas, escándalos…



En un análisis muy rápido podríamos mencionar la aparición de los primeros dispositivos basados en e-Ink con enfoque hardware (Sony Reader, iRex iLiad, etc.), la llegada del Kindle de Amazon con enfoque de servicio integrado con su propia tienda, ya con una segunda generación y dos versiones en el mercado, la entrada de Google con Google Books, las alianzas de proveedores como Barnes&Noble con fabricantes de hardware como Plastic Logic o Borders UK con Elonex, la llegada de otros fabricantes (eSlick, Jetbook, Papyre, iLiber o más recientemente hasta El Corte Inglés con Inves), la batalla de los diferentes formatos, o el impacto de dispositivos multifuncionales como el iPod o el previsible tablet de Apple. Y por supuesto, los temas relacionados con la protección de contenidos mediante DRM, con escándalos como el muy reciente de Amazon por el que Jeff Bezos tuvo que pedir disculpas y que todavía dará que hablar.


La cuestión fundamental aquí es entender hasta qué punto se está siguiendo el mercado editorial una trayectoria similar a la que hemos vivido ya en el mercado de la música. Durante muchos años, se consideró que el libro estaba al margen de este tipo de temas: sí, podían encontrarse copias de libros en formato electrónico en infinidad de sitios en la red, pero su uso era sumamente marginal: el mercado opina mayoritariamente que la mejor forma de consumir un libro sigue siendo en papel. Sin embargo, a medida que el mercado avanza y la competencia va generando dispositivos y propuestas de valor más adecuadas, nos acercamos al punto sin retorno: por un lado, la experiencia de leer en formato electrónico mejora notablemente, y en algunos de sus atributos de manera especial (portabilidad, usabilidad, funciones añadidas…) y, por otro, los fabricantes de dispositivos llegan a acuerdos con proveedores de contenidos basados en una supuesta protección de éstos que ni funciona, ni funcionará (prácticamente todos los formatos tienen ya su sistema de desprotección publicado, y la cuestión tiene además manifiestas similitudes con el de la música, contando incluso con el equivalente del “agujer0 analógico“), además de introducir molestias para quien los adquiere de manera legítima y generar movimientos de protesta en los clientes.


¿Pueden las editoriales sustraerse al impacto de Internet en su negocio? Las editoriales controlan factores muy parecidos a los de las discográficas: seleccionan, producen, distribuyen y promocionan, con un impacto en resultados que en muchos casos es superior al que depende de la calidad intrínseca del producto, y ponen a disposición de los clientes únicamente una pequeña cantidad del inventario. ¿Qué parte de un best-seller viene dada por la calidad del autor y cuánta del hecho de encontrarse en todos los escaparates mediante la distribución adecuada, criticado por los mejores críticos y mencionado en todos los telediarios? Sin embargo, en función de la trayectoria que se vislumbra, mi opinión es que la trayectoria es similar. Lo que ha mantenido hasta este momento al mercado editorial fuera del impacto disruptivo de la red ha sido la presencia de determinados atributos del producto que convertía en más conveniente la lectura de un libro físico frente a su contrapartida electrónica, atributos que, además, se encontraban perfectamente arraigados a lo largo de muchas generaciones. En breve, veremos una cada vez mayor proliferación de dispositivos de lectura progresivamente mejorados que proponen ventajas sobre la experiencia de producto (portabilidad, búsqueda, diccionarios incorporados, etc.) y tendremos una generación con poco apego al papel, unida a otra que se mantiene en él por factores no racionales, sino puramente románticos (”huele a libro”, “el tacto del papel”, etc.) Por otro lado, las editoriales juegan un papel de filtros e intermediarios entre los autores y los lectores, papel por el que perciben un margen importante: el autor medio percibe entre un 8% y un 10% sobre el precio de venta, mientras que la editorial corre con los gastos de fabricación, distribución y promoción, un esquema similar en su orden de magnitudes al existente en el mundo de la música. ¿Cuánto le queda a la industria editorial para empezar a sentir impactos parecidos a los sufridos por la industria de la música? ¿Cuánto para empezar a ver autores consagrados que se editan a sí mismos? ¿O para presenciar el crecimiento de mercados paralelos de sus productos?


¿Es posible, de alguna manera, aprender de experiencias anteriores? Posible sí, pero sumamente complejo. A los ojos de la mayoría de los directivos de la industria, la solución parece casi peor que el propio problema. Las variables a tener en cuenta en un proceso disruptivo son, desde mi punto de vista, la velocidad de difusión de la innovación, la participación de los actores en el proceso, y la estructura de márgenes. Si aplicamos lo aprendido en procesos disruptivos anteriores, el secreto debería estar en adelantarse a la generalización de la innovación participando adecuadamente en ella, y diseñar una estructura de márgenes revisada que no solo resulte razonable, sino que además disuada la creación de mercados paralelos. Pero la posibilidad de convertirse en un negocio de menores márgenes y sujeto a unas reglas diferentes es algo que, lógicamente, atrae poco a los participantes de la industria, ante la imposibilidad de establecer comparaciones con algo que todavía no ha tenido lugar, de manera que, en lugar de cambiar ellos mismos, optan por intentar cambiar todo lo que les rodea, el entorno en su conjunto, recurriendo para ello a todo lo imaginable. Pero este tipo de procesos de adopción tecnológica, cuando llega su momento, tienen lugar a gran velocidad. ¿Puede un sector de gestión tan tradicional como el editorial reconocer los indicios que el mercado ya está proporcionando, y reaccionar a ellos algo mejor de como en su momento lo hicieron las discográficas?


6 ago. 2009

VW Brasil: 2 millones de autos a biocombustible.


Volkswagen Brasil, filial de la automotriz alemana, conmemoró la producción de dos millones de vehículos alimentados con bicombustibles, a seis años del lanzamiento en el país de la tecnología bautizada "flex-fuel". La producción de automóviles flex de VW en Brasil representa un 27% de los modelos a bicombustibles vendidos en el país, que en diciembre pasado llegaron a la marca de 7 millones.


"Considerada una de la más importantes innovaciones de los últimos años, la tecnología bicombustible llegó al mercado a bordo de un Volkswagen", recordó la filial brasileña de la marca germana. Los vehículos a bicombustibles funcionan a nafta o alcohol, o con la mezcla de ambos carburantes en cualquier proporción. Volkswagen señaló que "el primer modelo Total Flex, equipado con motor 1.6 y abastecido por el presidente Luiz Inacio Lula da Silva, durante las conmemoraciones de los 50 años de Volkswagen en Brasil, en 2003, fue el Gol, auto líder en ventas en el país desde hace 22 años consecutivos".

El año pasado, la industria brasileña vendió 2.329.247 coches flex (87,2% del total) en el mercado interno, contra 2.003.090 en 2007 (85,6%). En 2003 habían sido vendidos 48.000 (4% del total de matriculaciones). Más de la mitad de los autos brasileños (52%) estarán equipados en 2013 con la tecnología "flex fuel", cuadruplicando los niveles de participación de 2007 (13%). En total se ofrecen en el país más de 65 modelos Flex de las marcas Citroën, Fiat, Ford, General Motors, Honda, Mitsubishi, Peugeot, Toyota y Volkswagen.

Fuente:
http://cars-magazine.blogspot.com/2009/03/vw-brasil-2-millones-de-autos.html

5 ago. 2009

Encuentran huellas fósiles de gusanos marinos.


Un equipo de investigadores liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha descubierto en el Parque Nacional de Cabañeros, en Castilla La Mancha, unas galerías fosilizadas de grandes dimensiones, de hasta 5 metros de longitud y 15-20cm de diámetro, excavadas por un organismo desconocido de cuerpo blando y gran tamaño. Las trazas tienen una antigüedad de 475 millones de años, lo que las convierte en las huellas más antiguas relacionadas con gusanos gigantes halladas hasta la fecha.


“Se trata de madrigueras excavadas en el fondo marino hace unos 475 millones de años por un organismo vermiforme, móvil, cuyas galerías discurrían horizontales a pocos centímetros de profundidad bajo el lecho marino”, explica el paleontólogo del CSIC Juan Carlos Gutiérrez Marco, que dirige las excavaciones. “Vivía enterrado y revestía sus galerías con secreciones mucosas a fin de endurecerlas y evitar su colapso, lo que ha facilitado su conservación hasta nuestros días pues permitió el relleno pasivo por sedimentos posteriores que las fosilizaron”, completa el investigador.

Aunque el organismo que realizó estas huellas no se conserva, la longitud y grosor de las trazas, así como los movimientos peristálticos que quedaron grabados en la roca, permite estimar a los investigadores que se trata de un gusano gigante de aproximadamente un metro de longitud y unos 15 centímetros de diámetro. “Las trazas semejan una versión gigante del icnofósil [nombre que recibe la huella de la actividad de un animal] Palaeophycus tubularis, conocido en un amplio rango de edades y localizaciones en todo el mundo y atribuido a poliquetos, pero que rara vez excede los 2cm de diámetro”, declara Gutiérrez Marco.

Las huellas encontradas en Cabañeros no sólo son excepcionales por su tamaño, también por su antigüedad, 475 millones de años, en pleno Ordovícico Inferior (era Paleozoica): “Se trata de las huellas más antiguas relacionadas con gusanos gigantes” afirma Gutiérrez Marco. Estas huellas preceden en el tiempo a las halladas este mismo año en Devon, Inglaterra, con un tamaño similar pero que databan del Pérmico Superior, sobre 200 millones de años más jóvenes. Además, los autores de las huellas británicas fueron animales de agua dulce y no organismos marinos, como en el caso de Cabañeros.

La excavación forma parte de un proyecto de la Red de Parques Nacionales, financiado por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en el que participan, además del CSIC, investigadores del Instituto Geológico y Minero de España, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad portuguesa de Trás-os-Montes e Alto Douro.

ANIMALES MARINOS

Desde hace tres años, el equipo de paleontólogos liderados por el CSIC, recorre el Parque Nacional de Cabañeros en busca de huellas de sus primigenios habitantes. Hace un par de años encontraron un sector de casi 14 m2 de antiguo fondo marino repleto de huellas fósiles dejadas por trilobites (llamadas Cruzianas), unos artrópodos marinos que dominaron los mares paleozoicos y que desaparecieron hace unos 250 millones de años.

“Los trilobites eran los reyes de los mares paleozoicos, pero poco se sabe de ellos, aunque sí de sus fósiles, que corresponden al caparazón dorsal, puesto que el ventral no estaba mineralizado. Su comportamiento debe ser inferido a partir de los fósiles y de las huellas que nos dejan en los estratos, como si fueran los huesos de los dinosaurios, por un lado, y sus pisadas por otro”, expone el científico. Gutiérrez Marco explica esta abundancia de animales marinos: “Hace más de 450 millones de años nuestro territorio formaba parte de la plataforma marina de un antiguo continente llamado Gondwana, por lo que toda esta zona se encontraba sumergida a poca profundidad”. Esta peculiar situación de la península ibérica podría explicar también el por qué muchas de las huellas halladas corresponden a animales de gran tamaño: “La península ibérica se encontraba entonces cerca del polo sur de la época. Los organismos que viven en aguas muy frías tienen un metabolismo que les permite crecer más: es lo que se conoce como gigantismo polar”.


Para estudiar y comprender mejor estos animales prehistóricos, los investigadores realizan moldes en látex y silicona de los hallazgos más relevantes: “Esto nos permite estudiar las huellas en todas sus dimensiones y con todos los medios posibles para llegar al animal productor: su comportamiento, su anatomía, su modo de vida… es casi un trabajo forense” explica Artur Sá, de la Universidad de Trás-os- Montes e Alto Douro. Además, estos moldes (elaborados por Eleuterio Baeza, geólogo del IGME) permiten sacar copias para su exposición al público. Como ejemplo, el molde realizado a partir del sector de 14 m2 de huellas de trilobites, el mayor del mundo en el campo de la icnología de invertebrados, que puede visitarse en el centro de interpretación del Parque Nacional de Cabañeros.


Investigadores españoles logran que las células del melanoma se autodestruyan.


El Grupo de Melanoma del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) muestra el hallazgo de un nuevo mecanismo antitumoral frente al melanoma humano. Los investigadores también han identificado agentes químicos capaces de desencadenar la autodegradación masiva de las células del melanoma y con los que se han logrado esperanzadores resultados en cultivos celulares y animales de experimentación.


Investigadores del Grupo de Melanoma, que dirige María S. Soengas en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIO), han logrado que las células del melanoma humano se autodestruyan al activar de manera simultánea dos programas de muerte celular: la apoptosis y la autofagia. Los resultados de esta investigación han merecido la portada del último número de la prestigiosa revista Cancer Cell.

“Sospechábamos que las células de melanoma expresaban otras alteraciones además de los ya conocidos defectos en el proceso de apoptosis. Previamente ya habíamos descrito varios compuestos capaces de activar la apoptosis en células de melanoma. Desafortunadamente estos tratamientos tenían importantes efectos secundarios o no eran suficientemente potentes contra las metástasis”, explica Soengas.

Dada la poca efectividad de los fármacos actuales, los expertos exploraron otros mecanismos de supervivencia y muerte celular, y en concreto la autofagia, un proceso que recibe su nombre precisamente por la capacidad de algunas células de autocanibalizarse. “Este proyecto era muy ambicioso y arriesgado, porque la autofagia no se había descrito antes en el melanoma, y tuvimos que desarrollar múltiples modelos y herramientas moleculares”, comenta Damià Tormo, investigador postdoctoral y primer autor de la publicación en Cancer Cell.

Nueva vía de tratamiento

El melanoma es un tipo de cáncer muy agresivo, con un pronóstico desalentador, pues cuando es metastático la esperanza de vida de los pacientes no suele superar los diez meses. El problema es que este tumor se caracteriza por presentar numerosas alteraciones genéticas que dificultan la destrucción de las células tumorales con los tratamientos convencionales: inmunoterapia, quimioterapia y radioterapia.

De ahí, precisamente la importancia de este trabajo. No sólo han descrito una nueva vía de tratamiento -la autofagia-, sino que además han identificado un agente químico capaz de desencadenar una autodegradación masiva de las células del melanoma. Se trata de una molécula sintética perteneciente al grupo de ARN de doble cadena (dsRNA, por sus siglas en inglés): un polímero de poli-inosina/acido policitidílico (pIC). Los dsRNA se pueden encontrar en algunas células infectadas con virus, en las que se reconocen para activar el sistema inmune. Sin embargo, las células de melanoma no forman parte del sistema inmunitario, ni su función es responder a infecciones virales.

Partiendo de este punto, los investigadores del CNIO introdujeron este pIC en las células del melanoma mediante nanocomplejos con un policatión denominado polietilenimina (PEI). El trabajo publicado por Cancer Cell demuestra que las células del melanoma poseen receptores de dsRNA, pero no pueden tolerar estas moléculas de pIC-PEI, de tal modo que se autodegradan. “El complejo pIC-PEI”, resalta Soengas, “presenta importantes ventajas sobre otros agentes anticancerígenos.

Por una parte, pIC-PEI induce tanto la autofagia como la apoptosis, mientras que otros fármacos activan -y de modo parcial- sólo uno de estos programas. Además, demostramos que en modelos experimentales pIC-PEI es capaz de bloquear el crecimiento metastático de los melanomas sin inducir efectos secundarios. Sin embargo, aún queda mucho camino que recorrer antes de poder trasladar estos descubrimientos a la clínica. Uno de nuestros siguientes objetivos será el de mejorar la eficacia y la administración de pIC-PEI in vivo”.

---------------

Referencia bibliográfica:
Tormo et al. “Targeted Activation of Innate Immunity for Therapeutic Induction of Autophagy and Apoptosis in Melanoma Cells”. Cancer Cell 16, 103–114, August 4, 2009.

Fuente:
http://www.plataformasinc.es/index.php/esl/Noticias/Investigadores-espanoles-logran-que-las-celulas-del-melanoma-se-autodestruyan

http://www.cnio.es/


4 ago. 2009

Milagros del Corral analiza el papel de las bibliotecas en el reto digital.


“En el reto digital, las bibliotecas son pioneras”, dijo Milagros del Corral, directora de la BNE, el pasado viernes 31 de julio en la clausura del curso sobre creación y difusión de la literatura celebrado en la Universidad de verano de El Escorial.


Dirigido por el catedrático de Filología de la Complutense José María Díez Borque, el curso analizó durante la semana el difícil equilibrio entre la calidad literaria y la rentabilidad, y contó con la participación de Gonzalo Santonja, Magdalena Vinent y Fanny Rubio, entre otros especialistas.

Milagros del Corral quiso, en su intervención, desdramatizar los pronunciamientos maximalistas a favor y en contra de lo digital y explicar a los alumnos lo que está sucediendo. En el mundo de la prensa diaria, en el de la edición e incluso en el de la creación con iniciativas como la de Juan José Millás. “Las bibliotecas”, afirmó Del Corral, “no sólo no se quedan atrás sino que son pioneras”. Tanto Europeana como la Biblioteca Digital Mundial incorporan contenidos que los bibliotecarios llevan mucho tiempo volcando.

En esta línea, la Biblioteca Nacional ha puesto en marcha un ambicioso proyecto de digitalización gracias al patrocinio de Telefónica, que aporta diez millones de euros en cinco años. A este impulso digital –la BNE recibe más de 300.000 descargas al mes– hay que responder con nuevos servicios, como la edición bajo demanda, y nuevos retos, como el archivo de Internet o la posibilidad de buscar y ofrecer obras sin derechos de autor. “No excluiremos ninguna iniciativa para poner en valor nuestras colecciones”, concluyó la directora de la primera biblioteca de España.


McDonald’s inaugura su primer punto de recarga para coches eléctricos.


La cadena estadounidense de comida rápida, McDonald’s, sabe bien lo que se hace. Sin ser la inventora del negocio del Drive-In (el modelo de restaurante en el que puedes disfrutar de tu comida sin bajarte del vehículo) sí que hizo suyo el concepto como seña de identidad. Algo que ahora ha llevado un paso más allá. Y es que en Cary, Carolina del Norte, McDonald’s ha estrenado su primer punto de recarga para que reposten los coches eléctricos.


No hay duda de que actualmente el mercado de coches impulsados por electricidad es meramente anecdótico, por lo que parece más una cuestión de imagen que de necesidad o negocio por parte de la empresa de franquicias más famosa del mundo. El concepto que se ha manejado para la implantación de este modelo de repostaje es el de recargar las baterías del coche mientras el cliente disfruta de su menú Big Mac, de modo que la notable espera que requiere la acción de recargar las pilas del automóvil pasará inadvertida entre patatas fritas y refrescos king-size.



La empresa encargada de gestionar éste y los futuros puntos de recarga es la norteamericana Coulomb Technologies, el principal fabricante de estas unidades en todo el mundo. Esta empresa es la responsable de implantar el concepto que McDonald’s parece que va camino de popularizar en todo el mundo: repostar mientras se realizan actividades paralelas en lugar de hacer de la recarga una actividad en sí misma. Esta es la conclusión que se deduce si se comprueba que Coulomb Technologies ha instalado la mayoría de sus puntos de recarga en centros comerciales y zonas próximas a áreas de compras, donde la clientela soluciona sus recados mientras el coche se pone hasta arriba de electricidad.



Por otro lado, ha sido la también estadounidense NovaCharge la compañía que ha suministrado la tecnología necesaria para la implantación del servicio de carga. A partir de ahora, en McDonald’s comen todos, hasta el coche.
+info:
http://www.tuexperto.com:80/2009/08/02/mcdonalds-inaugura-su-primer-punto-de-recarga-para-coches-electricos/

3 ago. 2009

Una masa de agua cálida atlántica invade el Océano Glaciar Ártico.


El equipo internacional que acaba de regresar de la primera campaña oceanográfica en el Ártico del proyecto Artic Tipping Points (ATP, Cambios Bruscos en el Ártico) ha constatado que una masa de agua cálida atlántica invade gran parte del sector europeo del Océano Glaciar Ártico, lo que provoca la fusión rápida del hielo, así como el desplazamiento de especies propias de esta zona hacia el norte. Determinar a partir de qué nivel de calentamiento pueden producirse cambios bruscos en el Ártico era uno de los objetivos fundamentales de esta expedición en la que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Los investigadores del CSIC, a su vuelta, han lanzado la primera estimación clara: el nivel de calentamiento ha de situarse entre los 3ºC y los 5ºC sobre los niveles de referencia de 1990 para que se produzcan cambios bruscos en el Ártico.


El Ártico es la zona del planeta donde más rápido está aumentando la temperatura, con una tasa de calentamiento tres veces mayor que el resto de la Tierra: se espera un calentamiento en la zona de hasta 9ºC durante el siglo XXI. El investigador responsable del equipo del CSIC en el proyecto y Premio Nacional de Investigación Carlos Duarte señala: “Las predicciones que hablaban de una rápida fusión del hielo se han visto sobrepasadas por las observaciones y durante los años 2007 y 2008 ha tenido lugar una pérdida brusca de hielo en el Océano Glaciar Ártico que ha supuesto la disminución de más o menos la mitad de la superficie de hielo que quedaba normalmente al final del verano”.


“La espectacular aceleración de la pérdida de hielo en el Ártico en los últimos años sugiere que el cambio climático ha entrado en una nueva fase en esta región, con posibles consecuencias globales. Los modelos actuales sugieren que el Océano Glaciar Ártico podría quedar libre de hielo en verano en un par de décadas, o quizás antes”, añade Duarte.


La campaña, realizada a bordo del buque oceanográfico noruego Jan Mayen y recién finalizada, ha constituido la actividad inaugural del proyecto ATP, financiado por la Unión Europea y con la colaboración de la Fundación BBVA. El proyecto, en el que han participado investigadores noruegos, daneses, rusos, polacos, portugueses, franceses, británicos, suecos y españoles, también pretende determinar el alcance de la presión humana a partir de la proliferación de actividades económicas en el Ártico, como el turismo, la pesca, la explotación petrolífera o el
transporte marítimo.


El coordinador del proyecto ATP, Paul Wassman, de la Universidad de Tromsø, en Noruega, advierte: “Los cambios que estamos observando tendrán efectos sin precedentes en el ecosistema Ártico. Establecer dónde y cuándo se alcanzarán los valores umbrales que desencadenen cambios abruptos es una tarea urgente”. Los cambios abruptos se refieren a la existencia de umbrales de presión a partir de los cuales las perturbaciones menores pueden alterar de forma cualitativa el estado o desarrollo de un sistema.


El proyecto ATP identificará los componentes del ecosistema Ártico que probablemente experimentarán cambios bruscos en respuesta al calentamiento climático. Los investigadores del CSIC ya han detectado que la mortalidad de los organismos más característicos de la comunidad del Ártico aumenta rápidamente con la temperatura.


El equipo internacional halló que el copépodo (pequeño crustáceo) Calanus glacialis, un nodo central de la cadena alimenticia del Ártico, había desparecido de áreas en las que antes era abundante. El investigador del CSIC Miquel Alcaraz apunta: “El desplazamiento hacia el norte de las aguas cálidas atlánticas ha desplazado a las especies del Ártico. La ausencia de Calanus glacialis es coherente con las predicciones de los modelos y señala un cambio importante en la cadena trófica del Ártico”.


EL PLANCTON: DE SUMIDERO A FUENTE DE CO2
Durante la campaña se transportaron más de 1.000 litros de agua del Ártico a las instalaciones del Centro Universitario de las Islas Svalbard, en Longyearbyen, Noruega, donde los investigadores del proyecto ATP llevaron a cabo experimentos para establecer el umbral de calentamiento a partir del cual se desencadenan cambios abruptos en la comunidad de plancton. La investigadora del CSIC Susana Agustí revela los primeros resultados de estos trabajos: “La biomasa y la producción fotosintética del plancton colapsan al aumentar la temperatura; la tasa de respiración y, por tanto, de producción biológica de CO2 del plancton ártico aumentan rápidamente con el incremento de la temperatura”. El plancton del Ártico pasa de actuar, de este modo, como sumidero de CO2 a fuente de CO2 con el calentamiento.


Estos resultados se completarán cuando las miles de muestras obtenidas por el equipo investigador sean analizadas después de dos años de trabajo de laboratorio y computación. Las campañas oceanográficas y experimentales en marcha se complementarán con el desarrollo de modelos oceanográficos, ecológicos, de pesquerías y económicos para determinar los riesgos asociados y las oportunidades para actividades económicas dependientes del ecosistema marino del sector europeo del Ártico. El proyecto ATP pretende también informar a los agentes políticos de la posibilidad de cambios abruptos en el Ártico y sus implicaciones regionales y globales.

“Las regiones polares del planeta ya no son la última frontera, sino que son las trincheras de la lucha contra el cambio climático”, concluye Duarte.



Para más información.:
http://www.eu-atp.org/

Desarrollan un sistema para ahorrar agua de riego mediante aviones no tripulados.

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han desarrollado un sistema que permite estimar las necesidades hídricas de los cultivos usando aviones no tripulados equipados con cámaras térmicas y multiespectrales que proporcionan información sobre el momento idóneo para el riego, permitiendo el ahorro de entre un 25 y un 40% del agua de riego sin mermar la productividad.




El sistema, que también permite detectar fugas en los sistemas de riego y situaciones de derroche de agua, ha sido probado en más de 600 vuelos en parcelas de trigo, maíz, melocotonero, olivar, naranjo y vid, tanto en España como en California (EEUU).

El investigador del CSIC Pablo Zarco-Tejada, del Instituto de Agricultura Sostenible, explica: “La técnica permite monitorizar la correcta aplicación del ‘riego deficitario controlado’ a escala de parcela, con objeto de disminuir las dosis de riego durante las distintas etapas de desarrollo del cultivo”. La aplicación de esta técnica, que se basa en regar en aquellos momentos en los que la planta va a aprovechar mejor el agua, permitiría ahorrar, en función del cultivo, entre un 25 y un 40% del agua de riego sin mermar su productividad ni calidad.

El sistema se basa en aviones no tripulados dirigidos mediante guiado autónomo y con una autonomía de entre 50 minutos y 2 horas de vuelo, que permiten monitorizar hasta 1000 hectáreas. Los aviones van equipados con un sistema de GPS que envía continuamente su localización a una estación base desde la que se opera y se observa su posición sobre la cartografía de la zona.

Antes del despegue, en la estación base se genera un plan de vuelo en el que se fijan unos puntos de control que marcan la trayectoria del avión y que se distribuyen de modo que, al seguirlos, el avión sobrevuele toda la zona de interés. “Si se quiere realizar un cambio en la altura de vuelo, sobrevolar de nuevo la zona o incluso dirigir el UAV a otro lugar, el plan de vuelo se puede actualizar en tiempo real”, explica José A. Jiménez Berni, el investigador del CSIC que ha desarrollado el sistema integrado de teledetección. “Además, si el avión pierde la comunicación con la estación de control pasa a modo seguro y retorna al punto de despegue de forma automática”, concluye Zarco- Tejada, director de la investigación.

METODOLOGÍA EN PROCESO DE PATENTE
Los aviones, que sobrevuelan los cultivos a una altura de entre 150 y 1000 metros, van equipados con una cámara térmica y otra multiespectral. La primera mide la temperatura de la superficie de la vegetación para, tras una serie de cálculos basados en modelos de transpiración del cultivo, detectar la vegetación con estrés hídrico. La metodología para ello, creada por el grupo, está en proceso de patente. La segunda cámara, multiespectral, permite calcular mediante una serie de algoritmos el contenido clorofílico de la vegetación, la cantidad de pigmentos fotosintéticos (como las xantofilas), índices relacionados con el crecimiento y desarrollo de la vegetación, la eficiencia fotosintética e incluso la fluorescencia clorofílica. La combinación de todos estos datos permite estimar el estrés hídrico de los cultivos y decidir el momento idóneo para el riego.

De momento, el sistema se ha probado en más de 600 vuelos realizados entre 2007 y 2009 en España y EEUU, en los que se obtienen unas 700 imágenes multiespectrales y 3000 térmicas por vuelo, con resolución espacial de 10 y 30 cm, respectivamente. Para comprobar su eficacia, los datos obtenidos por las imágenes se han validado con datos de campo medidos en las parcelas de estudio utilizadas para los vuelos, demostrando su fiabilidad.

En estos momentos los investigadores llevan a cabo un proyecto de demostración junto con la empresa Bioibérica para sobrevolar quince parcelas distribuidas por España, además de participar activamente en el proyecto sobre riego deficitario controlado CONSOLIDER-RIDECO, liderado por Elías Fereres Castiel. En un plazo inferior a dos días tras el vuelo, los agricultores podrán descargarse las imágenes generadas desde un servidor y observar el estado hídrico en que se encuentra cada árbol de su parcela. El grupo ha participado recientemente en una campaña de demostración con la Universidad de California Davis en la que ha realizado vuelos sobre parcelas de pistacho, almendro y vid del estado californiano.

2009. Berni, J.A.J., Zarco-Tejada, P.J., Suarez, L., Fereres, E., Thermal and Narrow-band Multispectral Remote Sensing for Vegetation Monitoring from an Unmanned Aerial Vehicle. IEEE Transactions on Geoscience and Remote Sensing, 47, (3), 722-738.

2009. Suárez, L., Zarco-Tejada, P.J., Berni, J.A.J., González-Dugo, V., Fereres, E., Modelling PRI for Water Stress Detection using Radiative Transfer Models, Remote Sensing of Environment, 113, 730-744.

2009. Zarco-Tejada, P.J., Berni, J.A.J., Suárez, L., Sepulcre-Cantó, G., Morales, F., Miller, J.R., Imaging Chlorophyll Fluorescence from an Airborne Narrow-Band Multispectral Camera for Vegetation Stress Detection, Remote Sensing of Environment, 113, 1262-1275.


El texto íntegro de los artículos está disponible a través de Digital.CSIC en las siguientes direcciones:
http://digital.csic.es/handle/10261/10730
http://digital.csic.es/handle/10261/10733
http://digital.csic.es/handle/10261/15576

Los dos primeros son de acceso libre mientras que para acceder al tercero es necesaria la
suscripción a Elsevier (disponible para todo el CSIC).

Hemeroteca

Etiquetas