17 nov. 2016

La UCAM participa en una novedosa investigación para curar la ceguera

Un equipo dirigido por el español Juan Carlos Izpisúa, del Laboratorio de Expresión Génica del Instituto Salk de EEUU, ha logrado por primera vez introducir ADN en una localización concreta del genoma de células que no se dividen, consiguiendo restaurar parcialmente la vista a roedores ciegos. El paso es importante, no sólo porque es un avance importante para curar la ceguera hereditaria, sino porque abre nuevas vías para la investigación básica y para el tratamiento de enfermedades que afectan a otros órganos, como cerebro, corazón o riñón.

En el estudio, que publica la revista Nature, han participado investigadores de varios países. Entre los españoles destaca la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), el Hospital Clinic de Barcelona y la Clínica Cemtro de Madrid.

De izquierda a derecha, "mutante" (ojo ciego); "corregido" (ojo reparado) y control" (ojo sano). UCAM

15 nov. 2016

Monos paralizados vuelven a caminar con una interfaz que conecta cerebro y médula

Un equipo científico suizo ha logrado que dos macacos recuperen el control de una pierna paralizada a los seis días de haber sufrido una lesión medular. Una parte de su dispositivo inalámbrico ha comenzado a probarse en un estudio de viabilidad en humanos con lesión parcial de la médula espinal.

Esquema de uno de los macacos a los que se ha realizado la intervención. Imagen: EPFL

Una prótesis simula el movimiento exacto de los dedos de la mano

Investigadores de la Universidad de Málaga han desarrollado un dispositivo para facilitar el movimiento pasivo de la falange de la mano, que se realiza sin ejercer ningún tipo de esfuerzo. El avance favorece el proceso de recuperación en caso de sufrir una fractura, esguince o requerir una cirugía por lesión en los tendones.

Prototipo de prótesis / Fundación Descubre

14 nov. 2016

Logran concentrar luz en dimensiones más pequeñas que un átomo

Durante siglos, los científicos han creído que la luz no podía ser enfocada por debajo de un tamaño inferior a su longitud de onda, del orden una millonésima de metro. Ahora, un equipo internacional de investigadores con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Universidad de Cambridge ha creado la lente más pequeña del mundo, capaz de focalizar la luz en espacios mil millones de veces más ajustados, del tamaño de un único átomo. Los resultados han sido publicados en la revista Science.

Composición artística sobre la localización de la luz desde una bombilla a las dimensiones atómicas. Foto: NanoPhotonics Cambridge/Bart de Nijs

Hemeroteca

Etiquetas