8 oct. 2012

Robots con "sentido común", los nuevos compañeros de trabajo [Video]

Estamos rodeados de dispositivos mecánicos artificiales. No nos damos cuenta pero convivimos con ellos todos los días. Se encuentran en la sanidad, la aviación, la industria, el comercio e incluso en el hogar. Pero, ¿te imaginas tener como compañero de trabajo a un robot con ‘sentido común’? Gracias a la empresa norteamericana Rethink Robotics ahora es posible. Se llama Baxter y a primera vista resulta no solo encantador sino hasta amable. 



Gracias a ese equilibrio entre humanoide y máquina, este robot inspira confianza y seguridad. Su cabeza basada en una pantalla de ordenador muestra un dibujo de un rostro que contiene multitud de expresiones según la actividad que realice. Además, como sus movimientos son muy suaves no ponen en peligro al personal que le rodea.

El único propósito de Baxter es realizar tareas sencillas, repetitivas y difíciles de ejecutar para el hombre pero compartiendo el mismo entorno laboral. A diferencia de otros robots, el trabajador será el que instruya a la máquina en sus quehaceres. Cada tarea nueva a aprender le llevará menos de 30 minutos. Mediante una serie de ejercicios, le enseñará cómo efectuar los movimientos, qué tipo de objetos tiene que reconocer y recoger y en cuanto tiempo ha de finalizar. Baxter trabajará de forma inteligente, con “sentido común”. De este modo, los humanos y los androides se implicarían directamente sin necesidad de programación alguna. Ésa fue precisamente la intención de su creador, Rodney Brooks, cuando decidió llevar a cabo este producto tan ambicioso y que ya está a la venta desde el pasado 1 de octubre en Estados Unidos.


No sustituirá al hombre

Con un coste inicial de 22.000$, unos 17.000€, Baxter es uno de los robots para industria más asequibles que podemos encontrar en el mercado. “Se diseñó específicamente para pequeñas y medianas empresas que nunca fueron capaces de tener robots antes”, especifica la compañía.

Al contrario de lo que se pueda pensar, Rethink Robotics no pretende que los negocios sustituyan la mano de obra humana por una robótica. El objetivo no es despedir sino reubicar al trabajador en departamentos donde se necesite gestionar y resolver conflictos. Así Baxter estaría a cargo de cadenas de producción o líneas de montaje, por ejemplo. 

Si todo va como sus ingenieros auguran, en unos años, podríamos encontrarnos a este simpático robot atendiéndonos en alguna cadena de hamburgueserías o supermercados, e incluso, clasificando archivos para una importante entidad financiera. Al fin y al cabo, Rethinks Robotics fue empresa pionera en la investigación del Sistema Solar. En 1989 ayudó a la NASA a llevar uno de los primeros vehículos a Marte. Se llamaba Sojourner.



Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas