30 abr. 2013

Virgin Galactic prueba el motor de su nave espacial [Video]

La compañía Virgin Galactic ha probado este lunes por primera vez durante un vuelo el motor de su vehículo espacial, 'SpaceShipTwo' ('SS2'), un paso que la compañía del multimillonario británico Richard Branson considera crucial para empezar a ofrecer sus vuelos suborbitales desde Spaceport, el puerto espacial de Nuevo México (EEUU). El motor se había probado ya en tierra pero es la primera vez que entra en ignición en pleno vuelo.



El ensayo, que se ha realizado en el desierto de Mojave (California), oficialmente representa la entrada en la fase final de pruebas de los vehículos espaciales, según ha explicado la compañía en un comunicado.

Para Richard Branson, que ha estado presente durante la primera puesta en marcha del motor de 'SpaceShipTwo', se trata de la prueba de vuelo más importante realizada hasta la fecha: "Por primera vez hemos sido capaces de probar todos los componentes claves del sistema, totalmente integrados y durante un vuelo", ha señalado Branson.

Primer vuelo completo a finales de año

Aunque en un principio la compañía tenía previsto comenzar sus vuelos en 2009, la fecha ha ido posponiéndose en varias ocasiones. El empresario, reacio en los últimos meses a dar una nueva fecha, se ha mostrado optimista y ha declarado que, tras el éxito de la prueba del motor, considera "un objetivo realista" realizar el primer vuelo completo a finales de 2013.

La nave espacial ha alcanzado una velocidad supersónica, Mach 1.2, (que equivaldría a unos 1.470 kilómetros por hora), según explican desde BRU&BRU, la agencia de viajes que gestiona en España los vuelos de Virgin Galactic.

Según señaló a ELMUNDO.es su portavoz, una vez que se complete con éxito un viaje suborbital completo sin pasajeros, los turistas espaciales posiblemente tardarán algunas semanas en comenzar a volar. "La prioridad es garantizar la seguridad", señala. Richard Branson y su familia serán los primeros turistas que viajen en el vuelo inaugural de Virgin Galactic.

Un total de 530 personas en todo el mundo han reservado ya su plaza, que cuesta 200.000 dólares (unos 152.000 euros) e incluye varios días de entrenamiento en Spaceport América. Entre ellas hay una docena de españoles. Los primeros turistas espaciales con pasaporte español serán la propietaria de la agencia de esta viajes, Ana Bru, y su marido, Ramón Segarra. Según explican desde BRU&BRU, Virgin Galactic anunciará la fecha del despegue a sus clientes con unos tres meses de antelación.

Dos vehículos: 'WhiteKnightTwo' y 'SpaceShipTwo'

El lanzamiento consta de dos fases. El despegue se hace a bordo de una nave nodriza, la 'WhiteKnightTwo' ('WK2'). Cuando ésta alcanza una altura determinada, el vehículo espacial 'SpaceShipTwo' que va a bordo y en el que viajarán dos pilotos y seis turistas espaciales, se separa de la nave y alcanza los 110 kilómetros de altura. Una vez que se llega a la altitud máxima, los turistas disfrutarán de unos cinco minutos de ingravidez antes de regresar a la Tierra.

Durante el ensayo realizado este lunes, Mark Stucky y Mike Alsbury, pilotos de pruebas de Scaled Composites, la empresa que ha construido 'SpaceShipTwo', iban en la cabina del vehículo espacial. La nave nodriza era pilotada por el piloto jefe de Virgin Galactic, Dave Mackay, por el copiloto Clint Nichols y por el ingeniero jefe de vuelo, Brian Maisler.

Cuando la nave nodriza llevaba unos 45 minutos de vuelo y había alcanzado los 14.300 metros de altitud, 'SpaceShipTwo' se liberó y alcanzó una altura máxima de 16.700 metros. El motor se mantuvo encendido sólo durante 16 segundos, como se había planeado, según Virgin Galactic. La prueba del motor de 'SS2' duró 15 minutos. En total, el ensayo del vuelo de hoy se prolongó durante una hora, la mitad de lo que está previsto que dure la experiencia suborbital una vez que consigan que el vehículo espacial alcance los 110 kilómetros de altura.

Además de Virgin Galactic, otras compañías como Booster o Space Adventures, planean ofrecer vuelos suborbitales en los próximos años.


Fuente:

Hemeroteca

Etiquetas