17 jun. 2013

¿Comunicación entre vegetales mediante vibraciones?


Un equipo de investigación ha llegado a la sorprendente conclusión de que las plantas, o al menos algunas de ellas, pueden comunicarse entre sí mediante una forma de emisión y recepción de señales que no es ninguna de las típicas en el reino vegetal. Tener un intercambio adecuado de señales con ciertas plantas de su entorno mejora la germinación de algunas semillas. Esto es lo que se ha determinado en la investigación realizada por el equipo de Monica Gagliano y Michael Renton, de la Universidad de Australia Occidental.



Incluso cuando otros conocidos medios de comunicación, como el contacto físico, o las señales luminosas o químicas, se bloqueaban, las semillas de Capsicum annuum (una planta muy común, conocida con nombres populares como pimiento, ají o chile) crecían mejor cuando lo hacían cerca de plantas de Ocimum basilicum (conocidas popularmente con nombres como alhábega o albahaca). Los autores del estudio creen factible que los vegetales intercambien información simple mediante vibraciones nanomecánicas.

El equipo de Gagliano y Renton puso a prueba la germinación de semillas de Capsicum annuum en presencia o ausencia de otras plantas de la misma especie, o de plantas de la especie Ocimum basilicum. En ausencia de una planta vecina, las tasas de germinación eran muy bajas, pero cuando las plantas eran capaces de comunicarse abiertamente con las semillas, aumentó el crecimiento de plántulas.

Lo asombroso vino cuando las semillas fueron separadas de las plantas de Ocimum basilicum con barreras aislantes de plástico negro, que bloqueaban las señales lumínicas o químicas. Pese a las barreras, germinaron como si todavía pudieran comunicarse con sus vecinas Ocimum basilicum. Una reacción parcial se registró en el caso de plantas Capsicum annuum plenamente crecidas, a las que se bloqueó toda vía conocida de comunicación con las semillas.

El equipo de investigación interpreta los resultados de estos experimentos como una demostración de que las plantas son capaces de influir positivamente en el crecimiento de las semillas por un mecanismo todavía desconocido. En los experimentos, plantas calificables como malas vecinas, como el hinojo, parecían impedir la germinación de las semillas de Capsicum annuum por la misma vía. Los autores del estudio creen que la naturaleza de esta vía misteriosa de comunicación puede implicar señales acústicas generadas usando oscilaciones nanomecánicas desde el interior de la célula que permiten una comunicación rápida entre plantas cercanas.

Los resultados del estudio han sido publicados en la revista académica BMC Biology, de Biomed Central.
Solemos pensar en las semillas como partículas vegetales de lo más simple, pero de hecho son máquinas sofisticadísimas de la naturaleza, capaces de muchas proezas, algunas bien conocidas, como su capacidad de esperar durante años para germinar si las condiciones del entorno no son aptas, y otras, conocidas a fondo sólo en años recientes, como las "habilidades" mecánicas de algunas.
La combinación entre "arquitectura" biológica, condiciones medioambientales, y el estado de la tierra, puede dar lugar a procesos mecánicos asombrosamente complejos, como por ejemplo la acción de un taladro natural.


Referencia bibliográfica:

Love thy neighbour: facilitation through an alternative signalling modality in plants.
Monica Gagliano and Michael Renton
BMC Ecology 2013, 13:19 doi:10.1186/1472-6785-13-19

Hemeroteca

Etiquetas