11 jul. 2014

Un mecanismo celular evita los daños de la diálisis peritoneal


Un equipo de investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha hallado un mecanismo celular que podría aplicarse para atenuar las complicaciones de la diálisis peritoneal, un tratamiento renal sustitutivo eficaz pero que puede conllevar el desarrollo de fibrosis y fallos de filtración. Los resultados del estudio, dirigido por científicos del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, se publican en la revista Journal of American Society of Nephrology.








Tras comprobarlo en modelos animales, la investigación concluye que el bloqueo de los receptores de la endotelina-1 en la membrana peritoneal previene el desarrollo de fibrosis y el fallo de filtración”, según explican los investigadores del CSIC Fernando Rodríguez Pascual y Manuel López Cabrera, pertenecientes al consorcio FIBROTEAM, financiado por la Comunidad de Madrid. “Los resultados indican una potencial utilidad terapéutica de estos compuestos en el tratamiento de las complicaciones asociadas a la diálisis peritoneal”.

La diálisis peritoneal es un tratamiento renal sustitutivo que emplea como filtro la membrana natural del peritoneo (la membrana que envuelva la mayoría de órganos del abdomen) para la eliminación de toxinas y agua mediante la introducción de una solución salina en el abdomen. Según explican los investigadores, a diferencia de la hemodiálisis, la diálisis peritoneal es más cómoda porque se puede efectuar en casa, incluso durante el sueño, y es más barata para el sistema público de salud.

La contrapartida de la diálisis peritoneal es que en muchos casos suele comportar complicaciones crónicas como el desarrollo de fibrosis y fallos de filtración. La exposición continuada del peritoneo al líquido de diálisis provoca en las células de la membrana peritoneal (células mesoteliales) ciertos cambios en sus propiedades, como la desorganización de la estructura del tejido y la acumulación anómala de componentes extracelulares, como el colágeno y la fibronectina, que disminuyen su capacidad de filtración.

Para reducir estas complicaciones, actualmente se investiga en mejorar los líquidos de diálisis, haciéndolos más compatibles con la membrana peritoneal, y en el análisis de los mecanismos moleculares y celulares responsables de la alteración de la membrana peritoneal. En este campo, el trabajo del CSIC ha hallado que en respuesta al líquido de diálisis, el peritoneo produce endotelina-1, un factor implicado en el control de la presión sanguínea, y su producción contribuye significativamente al deterioro de la membrana peritoneal. Según la nueva investigación, el bloqueo de los receptores de este factor podría evitar la fibrosis y los fallos de filtración.

La diálisis peritoneal es un tratamiento contra la enfermedad renal crónica, un término que engloba varias patologías de la función renal. En España, la incidencia de la enfermedad renal avanzada –la que requiere un tratamiento renal sustitutivo- se mantiene en los últimos 15 años en unos 130 nuevos pacientes por millón de habitantes al año. Según los investigadores, menos del 20 % de estos pacientes tendrán acceso a un trasplante de riñón. El resto, actualmente unas 40.000 personas, tendrán que someterse a diálisis para sobrevivir.




Referencia bibliográfica:

Oscar Busnadiego, Jesús Loureiro, Pilar Sandoval, David Lagares, Javier Dotor, María Luisa Pérez-Lozano, María J. López-Armada, Santiago Lamas, Manuel López-Cabrera, Fernando Rodríguez-Pascual. "A pathogenetic role for endothelin-1 in peritoneal dialysis-associated fibrosis". Journal of American Society of Nephrology. Doi: 10.1681/ASN.2013070799


Nota de prensa (pdf 562K)


Fuente:
www.csic.es

Hemeroteca

Etiquetas