8 jun. 2016

Los fundadores de LIGO reciben el premio Kavli en Astrofísica.


El prestigioso premio Kavli en Astrofísica, dotado de un millón de dólares, ha sido concedido este año a los tres fundadores del Observatorio de Ondas Gravitacionales con Interferómetro de Láser (LIGO, en sus siglas en inglés), el organismo que llevó a cabo la primera detección directa de las ondas gravitacionales, una perturbación en el tejido del espacio-tiempo descrita por Albert Einstein en su teoría general de la relatividad.

Según ha informado la Academia Noruega de Artes y Letras, los premiados son los profesores del Instituto de Tecnología de California (Caltech) Kip Thorne y Ronald W.P. Drever, y el investigador del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) Rainer Weiss, por su papel decisivo en el establecimiento de LIGO.




El 11 de febrero de 2016, el equipo internacional de LIGO anunció la primera observación de las ondas gravitacionales que llegan a la Tierra. Las ondas se generaron hace 1,3 millones de años cuando dos agujeros negros giraban uno en torno del otro hasta unirse para formar uno solo más masivo. Los instrumentos de LIGO, uno en Hanford, Washington, y el otro en Livingston, Louisiana, detectaron las ondas mediante la medición de los cambios en la longitud de sus largos brazos de 4 km de largo de tan sólo una milésima parte del grosor de un protón.

«La detección de pequeñas ondulaciones en el espacio y el tiempo, creadas cuando dos agujeros negros se fusionaron hace más de mil millones de años, es una de las más sorprendentes hazañas del siglo», dicen los responsables del premio. «El proyecto LIGO es una maravilla de precisión, ingeniería, e ingenio técnico. Sus fundadores y todo el equipo de LIGO merecen el crédito por este sorprendente descubrimiento».




La existencia de las ondas gravitacionales fue predicha en 1915 por la teoría general de la relatividad de Einstein, pero no fue hasta la década de 1960 que los avances tecnológicos y teóricos permitieron pensar que era posible una detección. En la década los 70, Thorne fundó un grupo de investigación en Caltech para estudiar la teoría de las ondas gravitacionales. Weiss había desarrollado un diseño para un detector, así que ambos científicos reclutaron a Drever, uno de los principales creadores de prototipos de interferómetro de ondas gravitacionales, para dirigir lo que se convertiría LIGO. El 14 de septiembre de 2015, la primera señal de las ondas gravitacionales fue detectada.

Los premios Kavli, establecidos en 2008, se conceden cada dos años a científicos para reconocer sus avances en tres áreas de investigación: la astrofísica, la nanociencia y la neurociencia. Cada premio consiste en un pergamino, una medalla y un premio en efectivo.

En neurociencia, los ganadores de este año han sido Eve Marder, de la Universidad de Brandeis en Waltham, Massachusetts; Michael Merzenich, de la Universidad de California en San Francisco y Carla Shatz, de la de Stanford, por sus descubrimientos sobre los mecanismos que permiten a la experiencia y la actividad neuronal remodelar la función cerebral.

En nanociencia, los ganadores fueron Gerd Binnig, del Instituto Científico de IBM en Zurich, Suiza; Christoph Gerber, de la Universidad de Basilea en Suiza, y Calvin Quate, de Stanford. Ha sido reconocidos por la invención y la realización de la microscopía de fuerza atómica.

Fuente: ABC Ciencia

Hemeroteca

Etiquetas