23 nov. 2016

Nuevo sistema para repeler las bacterias en instrumentos médicos.

Catéteres con el nuevo recubrimiento antimicrobiano. / Fundación Descubre




Investigadores de la Universidad de Málaga han participado en el desarrollo de un recubrimiento de guanidina, un compuesto cristalino, que impide la fijación de microorganismos en superficies de plástico de uso sanitario y alimentario. Según sus creadores, las posibilidades de contagio en hospitales disminuyen con la utilización de este nuevo procedimiento.










Científicos de la Universidad de Málaga y de la Universidad de Buenos Aires han desarrollado un nuevo recubrimiento antimicrobiano para plásticos utilizados en los sectores sanitario y de alimentación. Con este sistema se evitarán infecciones provocadas por la aparición de películas de microorganismos que se forman con frecuencia en este tipo de material.

En concreto, han añadido un compuesto que contiene guanidina, una sustancia que se adhiere al denominado policloruro de vinilo (PVC), un tipo de plástico muy usado en los sectores de agroalimentación y salud. El nuevo recubrimiento elimina la posible rugosidad del material y se evita cualquier resquicio posible donde puedan alojarse los microorganismos. Además, la guanidina permite añadir componentes adicionales con antibióticos para hacer el material más resistente a los patógenos.

Las características de la nueva superficie se han publicado en un estudio de la revista Materials Science and Engineering, donde se destaca la importancia de la acción de la guanidina en el material de PVC y cómo el uso de este compuesto podría evitar la infección por bacterias en la instrumentación quirúrgica.

Inicialmente, los investigadores evaluaron antecedentes de otras sustancias que actúan como agentes bactericidas. La plata, por ejemplo, es un material de recubrimiento muy eficaz, ya que impide la adhesión de cualquier organismo vivo, pero el coste en su implementación industrial hace inviable llevar esta propuesta más allá del laboratorio. En la búsqueda de materiales más económicos, observaron las propiedades de la guanidina y llegaron a la conclusión de que podría ser una sustancia válida para sus propósitos al confirmar que las bacterias no se adhieren al material cubierto por ella. Sin embargo, el soporte que no había sido tratado presentaba contaminación.

Para analizar la zona externa del PVC recubierto y observar el comportamiento del compuesto desarrollado en diferentes situaciones de contaminación, los expertos han utilizado la espectroscopía fotoelectrónica de rayos X (XPS). Se trata del método de caracterización de superficies más utilizado actualmente, ya que ofrece información detallada de la química de compuestos y puede ser utilizada en una gran variedad de muestras en tan sólo 10 nanómetros, una medida diez mil veces menor al grosor de un cabello.

Reciclar y reutilizar sin contaminación

A partir de estas conclusiones el equipo de expertos plantea el uso de este compuesto para facilitar el reciclaje y posibilitar el empleo múltiple de material considerado hasta ahora de un solo uso. Tal como indica Enrique Rodríguez Castellón, autor del artículo, de la Universidad de Málaga: “Este tratamiento confiere también posibilidades de reutilización, por lo que el material médico podría no ser desechable en ciertos casos y supondría un ahorro considerable en el sector sanitario”.

Uno de los motivos que provocan el desarrollo de este nuevo sistema es la observación de que la infección microbiana es un problema que afecta a cerca del 7% de la población objeto de una hospitalización, según indica la Sociedad Española de medicina preventiva, salud pública e higiene en el ‘Estudio de prevalencia de las infecciones nosocomiales en España’ (EPINE). El protocolo actual establece la administración de antimicrobianos a los pacientes para evitar el contagio dentro de los hospitales, pero el inconveniente estriba en que muchas de estas bacterias se han hecho resistentes a los antibióticos convencionales.

“Es necesaria la investigación sobre materiales que impidan la adhesión microbiana a la instrumentación que se utiliza en sanidad para evitar infecciones en los centros sanitarios. Los polímeros basados en guanidina han demostrado ser un excelente agente bactericida en el PVC, lo que los convierten en herramientas muy aconsejables para paliar este problema”, concluye el experto.

El estudio, realizado por químicos, físicos y bacteriólogos, forma parte del proyecto de excelencia Nuevos catalizadores para la preparación de bioproductos y combustibles limpios, financiado por la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía.

Referencia bibliográfica:

Emilia Villanueva, Sergio Teves, Enrique Rodríguez Castellón, Guillermo Javier Copello. "Antimicrobial surface functionalization of PVC by a guanidine based antimicrobial polymer". Materials Science and Engineering, 2016.

Fuente: Fundación Descubre

Hemeroteca

Etiquetas