2 feb. 2017

La NASA captura rayos gamma originadas de llamaradas solares "escondidas"

El Telescopio Espacial de Rayos Gamma Fermi, perteneciente a la NASA, capturó llamaradas solares raras en el lado más alejado del Sol, que debería bloquear la luz directa de estos eventos. Esta paradoja proporciona a los científicos una herramienta única para explorar cómo las partículas cargadas se aceleran a casi la velocidad de la luz y se mueven por el Sol durante las erupciones de la estrella.

Llamaradas solares



"Fermi está captando rayos gamma que provienen desde el lado del sol que está de cara a nosotros, pero la emisión se produce por corrientes de partículas arrancadas de las llamaradas solares en el lado más alejado", dijo Nicola Omodei, investigador de la Universidad de Stanford, en California (EEUU).

Según añadió, estas partículas deben viajar cerca de 480.000 kilómetros en unos cinco minutos, alejándose de la erupción para ser capaces de generar luz.

Fermi comenzó a estudiar en detalle el cielo en 2008 y, desde entonces, se ha duplicado el número de estos fenómenos poco frecuentes. Además, ha capturado rayos gamma que alcanzan los 3.000 millones de electronvoltios, es decir, 30 veces más que la energía lumínica previamente asociada con estas llamaradas "escondidas".





De esta manera, gracias a la nave espacial Stereo (Observatorio de Relaciones Solar-Terrestres) de la NASA, que monitoreaba el lado solar más lejano cuando ocurrieron estas erupciones, es la primera vez que los científicos tienen a su disposición imágenes directas de las llamaradas 'escondidas' solares de rayos gamma de alta energía.

Estas llamaradas tuvieron lugar el 11 de octubre de 2013, el 6 de enero y el 1 de septiembre de 2014. Los tres acontecimientos fueron asociados con eyecciones de masa coronal, cuando millones de toneladas de nubes de plasma solar se lanzaron hacia el espacio.

La velocidad de las eyecciones alcanzó los ocho millones de kilómetros por hora alejándose del sol. Los investigadores opinan que las partículas aceleradas en el borde frontal de las eyecciones de masa coronal eran las responsables de las emisiones de rayos gamma.

La NASA explica que las grandes estructuras del campo magnético pueden conectar el sitio de aceleración con la parte distante de la superficie solar. Debido a que las partículas cargadas deben permanecer unidas a las líneas del campo magnético, las partículas que se aceleraron durante las eyecciones viajaron al lado visible del sol junto con las líneas del campo magnético, conectando las dos locaciones.

Después, a medida que las partículas impactaron la superficie, generaron emisiones de rayos gamma a través de varios procesos. Se cree que uno de los mecanismos consiste en las colisiones de protones que dan lugar a una partícula llamada pion, que se descompone en rayos gamma de manera rápida.

Fuente: Imágenes del Universo

Hemeroteca

Etiquetas