1 sept. 2011

Primer implante de microchip que monitoriza el tumor


La noticia llega desde Alemania, donde varios investigadores han desarrollado el primer sensor de microchip que se implanta cerca del tumor para controlar así su crecimiento. El dispositivo es un gran avance en la lucha contra el cáncer ya que reducirá las frecuentes exploraciones en el hospital y se espera que conduzca a tratamientos menos agresivos y más específicos.

Lo que hace el sensor de microchip es registrar los niveles de oxígeno en los tejidos cercanos para así detectar si un tumor está creciendo. Luego los resultados se transmiten de forma inalámbrica por lo que el estudio exhaustivo del tumor funciona sin la necesidad de que el paciente realice las continuas visitas para exploraciones.

El desarrollo del dispositivo corre a cargo de Universidad de Medicina de Munich. Lo primero que han explicado es que el invento no sólo permitirá un estudio más exhaustivo de la enfermedad, sino que se espera que el mismo conduzca a tratamientos contra el cáncer menos agresivos y más específicos. También se espera que los próximos diseños del dispositivo incluyan una bomba de medicamentos que se puedan administrar directamente a la zona afectada.

Sven Becker, director del proyecto, habló del origen del proyecto y su desarrollo como forma de monitorizar y tratar aquellos tumores que son difíciles de alcanzar:

Existen ciertos tumores que son muy difíciles de eliminar. Por ejemplo aquellos que se encuentran cerca de la columna vertebral. Los pacientes corren el riesgo de que se corte el nervio si actuamos quirúrgicamente. Otra posibilidades surgen cuando el problema llega porque el tumor crece lentamente y el paciente es un anciano. En estos casos es mejor monitorizar el tumor y sólo actuar si llega una fase fuerte de crecimiento

Luego pasó a explicar el funcionamiento del microchip:

El dispositivo tiene un conjunto de electrodos que detectan la saturación de oxígeno. De ahí, se transmiten los datos del sensor a una unidad externa que recibe cada médico desde su bolsillo. El siguiente paso sería entrar en los equipos y ordenadores desde donde ver los datos de la actividad del tumor y si está o no expandiéndose. También paliará las visitas. Normalmente, los pacientes tendrían que ir al hospital para ser controlados a través de las máquinas de resonancia magnética para detectar la saturación de oxígeno. Con este sistema se podrá hacer sobre la marcha

Un gran avance sin duda para esta gran lacra actual que es el cáncer. Se espera que el siguiente diseño añada la posibilidad de enviar medicamentos directamente al chip y que pueda liberar los fármacos cerca del tumor (en el caso de que el paciente necesite tratamiento) lo que se traduciría en que estos fueron menos tóxicos y violentos con el cuerpo.



FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas