11 may. 2016

Adiós a las arrugas: científicos del MIT crean una "segunda piel" artificial


A medida que la piel envejece se vuelve menos firme y elástica. Eso hace que pierda parte de su capacidad para protegernos contra temperaturas extremas, toxinas, microorganismos, radiaciones y otros tipos de lesiones. Quizá por ello, mueve cada año más de 120 mil millones de dólares.












Ahora un grupo de investigación del MIT acaba de anunciar la creación de un nuevo material que protege, tensa y suaviza la piel y la hace funcionar como si fuera joven y sana. Por primera vez, acaban de crear una segunda piel.

¿Cómo funciona esta "segunda piel"?

A diferencia de otros dispositivos anteriores que se parecen a 'calcamonías' o 'film transparente', el material desarrollado por investigadores del MIT, el Hospital General de Massachussetts y varios laboratorios privados está diseñado para queresulte cómodo y transparente. Es un polímero sintético fabricado a base de silicona que se aplica en dos fases: en primer lugar, con una crema invisible que contiene todos los componentes del polisiloxano y, posteriormente, se incorpora un catalizador de platino que hace que esos elementos se 'ordenen' formando una finísima capa reticular.

El resultado publicado en Nature Materials ha sido seleccionado de entre más de 100 opciones por sus propiedades mecánicas, elásticas y ópticas. Así no sólo es fino, transpirable e imperceptible, sino que además imita la piel joven y sana a la perfección durante unas 24 horas.

En las primeras pruebas los investigadores han sido capaces de eliminar las bolsas de los ojos y de mejorar la hidratación de la piel. Además, se está trabajando en usar aplicaciones concretas de este material para administrar fármacos, prestar una protección ultravioleta de larga duración y tratar enfermedades dermatológicas (como el eccema y otros tipos de dermatitis).

"Es una capa invisible que puede proteger la piel, usarse para mejorar estéticamente la piel y, potencialmente, para suministrar fármacos locales en áreas concretas del cuerpo" comentaba Daniel Anderson, profesor asociado del Departamento de Ingeniería Química del MIT. Y eso es precisamente lo que puede hacer que revolucione la industria dermo-cosmética.




Refererencia bibliográfica:
Robert Langer et al. “An Elastic Second Skin”. Nature Materials (2016)doi:10.1038/nmat4635

Hemeroteca

Etiquetas