20 mar. 2018

Stephen Hawking, medalla de oro del CSIC

El físico británico Stephen Hawking, el científico que explicó el universo desde una silla de ruedas y acercó las estrellas a millones de personas alrededor del mundo, falleció el pasado 14 de marzo de 2018 en su casa de Cambridge, a los 76 años.

Cuando era tan solo un estudiante de doctorado, Hawking ya fue capaz de llevar la teoría de la relatividad de Einstein hasta sus límites y mostrar que fallaba al describir aspectos como el comienzo del universo o el final de una estrella que acaba formando un agujero negro.

Nunca ganó un Nobel y perdió varias apuestas científicas, pero son indudables las contribuciones al campo de la cosmología.

Entre las numerosas distinciones que le fueron concedidas, el 23 de Octubre de 1989, recibió la medalla de oro del CSIC en reconocimiento a sus valiosas aportaciones respecto al origen y evolución del Universo.


Stephen Hawking en el salón de actos del CSIC, cuando recibió la medalla de oro (1989)

ABC Sevilla, 24/10/1989 - página 5



En la memoria de 1989 del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se recoge la entrega de la medalla de oro a Stephen Hawking.

Memoria 1989 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)


El profesor Hawking obtuvo doce doctorados honoris causa y fue galardonado con la Orden del Imperio Británico (grado CBE) en 1982, el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1989, la Medalla Copley en 2006, la Medalla de la Libertad en 20097​ y el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en 2015. Recibió numerosos galardones, entre ellos ser miembro de la Royal Society y de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

En la revista Physics Today,  muchos de los colegas de Stephen Hawking comparten sus recuerdos.    DOI:10.1063/PT.6.4.20180314a




     Secuencia realizada por la Universidad de Cambridge en homenaje a Hawking (ElPaís-Ciencia)

Hawking fue diagnosticado con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad de la neurona motora, poco después de su 21 cumpleaños. Desde entonces condicionó su vida, aunque a pesar de estar en silla de ruedas y depender de un sistema de voz computarizado para comunicarse, ha podido compaginar su vida familiar (deja tres hijos y tres nietos) con sus investigaciones en física teórica. Además, nunca abandonó su extenso programa de viajes y conferencias públicas, incluidas algunas en España, pero dejó uno de sus sueños sin realizar: viajar al espacio.


Fuente: CSIC



No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas