12 abr. 2012

El ojo clínico de la Xbox

Los españoles Jesús Pérez y Daniel Calvo comercializarán en las próximas semanas un sistema basado en la tecnología que utiliza la videoconsola que permite el control gestual de aplicaciones en entornos como un quirófano o salas de radioterapia. 





El número de personas que contraen al año una infección intrahospitalaria ronda los 300.000 casos anuales solo en España. Si hablamos del marco de la Unión Europea, esta cifra escala hasta los cuatro millones, lo que acaba generando un gasto de miles de millones para las arcas de las Administraciones públicas. En medio de esta estadística, el pasado año dos jóvenes cántabros inventaron un sistema basándose en la tecnología Kinect, la cámara de la videoconsola Xbox, para permitir el control gestual de las aplicaciones informáticas en quirófanos y otros entornos del mismo modo que Tom Cruise hacía en la película 'Minority Report'.

"Cuando ingresas en un hospital hay que cuidar muchos detalles. Por ejemplo, está el problema de las heridas abiertas tras una operación o la presencia de enfermedades bacterianas. Todo ello teniendo en cuenta que las defensas están más bajas que en otras ocasiones", explica Jesús Pérez, CEO de Tedcas, al preguntarle por esta aplicación que funciona con un ordenador que funciona sin ventilador para no romper el aislamiento de estos entornos.

La idea no nació en ningún hospital. Pérez y Daniel Calvo -director técnico de la compañía- habían utilizado anteriormente la tecnología de Microsoft para crear una herramienta de 'retailing' con la que las tiendas podían disponer en sus escaparates de una pantalla interactiva por la que los clientes podían consultar los horarios, ver el catálogo de la tienda, descargarse información al móvil… "Todo cambió cuando un buen amigo mío, el decano de la Facultad de Medicina de Santander, nos dijo que esto podía ser una revolución en el ámbito médico", recuerda.

Ahora, apenas doce meses después de aquella conversación, Tedcas ultima los detalles del contrato con una empresa asiática con la que darán el gran salto al mercado. Algo que no podían imaginarse hace tan solo medio año. "Hemos ido muy muy rápido. Nos sorprende un poco, la verdad. No porque el producto no sea bueno sino porque el mercado sanitario es tremendamente complicado. En la medicina hay muchas barreras de entrada", explica Pérez.

"Nosotros lo que hacemos es integrar en los visores ya existentes. Otras empresas crean su propio visor. El problema es que de esa forma el médico ya no solo tiene que aprender los gestos para controlarlo, sino que además tiene que conocer el nuevo dispositivo. Y muchas veces, estos profesionales llevan trabajando con el mismo durante años y no quieren cambiar", agrega.

Para Jesús, Tedcas puede ayudar a reducir los casos de muertes derivadas de una infección nosocomiales, pero también a mejorar la eficiencia de los procesos en los quirófanos o en las salas de radioterapia. “Ahora mismo hay tres opciones: que haya alguien manejando el ordenador desde fuera de la sala; que el cirujano salga, lo que es un poco tedioso porque hay que repetir todo el proceso de esterilización; o que la pantalla esté dentro de la propia sala lo que, a pesar de estar protegido, sigue siendo un riesgo de infección", argumenta remarcando que con el control gestual el cirujano puede, por ejemplo, "controlar el zoom o el ángulo deseado" algo que no ocurre siempre cuando es una segunda persona la encargada de ejecutar estas peticiones.

La empresa de Jesús Miguel Pérez y Daniel Calvo (un equipo al que ahora se ha unido una tercera persona, Paloma Fuentes) fue elegida para formar parte del programa Wayra de Telefónica, creado para apoyar a emprendedores en campos relacionados con las nuevas tecnologías. Esto, junto a la colaboración que ha mantenido con Microsoft, les ha facilitado el acceso diversos foros donde han podido dar a conocer su proyecto delante de públicos muy distintos como personas relacionadas con la energía nuclear o responsables de entornos industriales que también se han interesado en el sistema para incorporarlo a sus respectivos flujos de trabajo.

Telerehabilitación

Por el momento van a seguir centrándose en tres líneas de trabajo principalmente: la de servicios destinados al 'retailing'; la publicidad y las aplicaciones sanitarias. A día de hoy ya trabajan en una primera versión que está destinada al mundo de la telerrehabilitación, "donde hay muchísimas posibilidades".

"Hay un problema enorme en este sector. Empezando porque no hay médicos suficientes para todos los que demandan o requieren este tipo de terapia", opina Pérez quien ya trabaja en una primera del nuevo software. Lo que pretenden es utilizar la cámara de Kinect para medir los ejercicios que realice e indicarle si lo hace correctamente midiendo parámetros como el ángulo o las repeticiones además de ofrecer la posibilidad de contactar con el médico vía Skype o videoconferencia para solucionar posibles dudas. 

"Muchas veces, se da al paciente una tabla de ejercicios que no los llega a hacer y cuando los hace, no los hace bien. Con esto facilitamos el centro y seguimiento por parte del fisioterapeuta desde casa", describe.




No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas