13 ago. 2015

El cometa 67P y la misión Rosetta alcanzan su punto más cercano al Sol.[Video]





Después de un año de exploración, la misión Rosetta está a punto de vivir un nuevo acontecimiento histórico. Tras el aterrizaje de Philae, el cometa 67P pasará hoy día 13 de agosto por el perihelio solar, el punto más cercano a nuestro astro, el Sol. Será un día clave para el cometa 67P.








El cuerpo rocoso, sobre el que aterrizó Philae el pasado mes de noviembre, ha continuado en los últimos meses su viaje hacia el perihelio solar, el punto más próximo al Sol en su recorrido de 6,5 años por el Sistema Solar."El cometa 67P lleva 6,5 años recorriendo el Sistema Solar"

La misión Rosetta, que hace tan sólo una semana cumplió su primer aniversario junto al cometa 67P, será la encargada de vigilar este histórico evento. Desde un punto de vista científico, el paso por el perihelio solar es muy importante, ya que la elevada temperatura de nuestro astro calienta a su vez el hielo del cometa 67P, transformándolo en una masa de gas que arrastra a su vez polvo cometario.

Los científicos de esta misión de la Agencia Espacial Europea estarán pendientes de obtener la máxima información posible de una parte fundamental en el ciclo de vida de cualquier cometa. Como sucediera en noviembre, ahora seremos capaces de recopilar datos inéditos hasta el momento, sabiendo cómo se comporta el cometa 67P en su paso por el perihelio solar.

El despertar del cometa 67P


La aproximación de este cuerpo rocoso al Sol ha ido ofreciendo resultados sorprendentes. El pasado 12 de marzo, la cámara OSIRIS de Rosetta captaba el momento exacto del despertar del cometa, una imagen en la que se ve cómo entran en acción un chorro de explosiones por el incremento progresivo de las temperaturas.

Pero la cercanía al perihelio de las últimas semanas ha provocado que estos “fuegos artificiales” también aumenten. El 29 de julio, Rosetta estudió la mayor emisión detectada hasta el momento. De este modo la sonda tomó diversas fotografías desde una distancia de 186 kilómetros de los chorros de partículas que salieron del cometa 67P, que llegaron a provocar un cambio en su estructura y en la composición de la “coma” gaseosa.



Sin embargo, lo que más sorprendió a los investigadores de la ESA fue que la emisión había sido capaz de alejar “el campo magnético del viento solar del núcleo del cometa”. El chorro, que fue expulsado de la región del cometa 67P conocida como Anuket, presentó una velocidad mínima de al menos 10 metros por segundo. Su detección fue posible gracias a que el brillo del “fuego artificial” era todavía mayor que el del propio cometa."La cercanía al perihelio solar incrementa la actividad cometaria"

Se espera que el paso del cometa 67P por el perihelio solar aumente todavía más su actividad. Según José Juan López Moreno, científico del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), “conforme nos acercamos al perihelio la actividad generada en el núcleo es capaz de expulsar al espacio no sólo gas y polvo sino grandes fragmentos, de hasta metros de tamaño, que se desprenden del cometa”.

Pero la cercanía al perihelio y el aumento de la actividad del cometa 67P ha hecho que los investigadores de la ESA decidan tomar precauciones para proteger a Rosetta. La sonda, que ha llegado a estudiar al cometa desde tan sólo ocho kilómetros de altura, se sitúa ahora a 327 kilómetros. La razón no es otra que proteger a la nave de posibles impactos, al mismo tiempo que aseguramos la observación de este segundo momento histórico para la Agencia Espacial Europea.

Cómo seguir el paso por el perihelio


Sin duda, la sonda Rosetta está obteniendo datos que jamás podríamos haber conseguido desde la Tierra. La misión nos ha permitido ver por primera vez todo el proceso de actividad de un cometa, desde su particular “despertar” hasta su máxima actividad, que se logrará tras el paso del cometa 67P por el perihelio solar."Rosetta observará este segundo evento histórico a 327 kilómetros de altura"

Como explica Luisa María Lara, investigadora del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) que participó en la calibración de la cámara OSIRIS de Rosetta, “los cometas pueden ayudarnos a responder preguntas fundamentales sobre la formación del Sistema Solar, la procedencia del agua terrestre e incluso sobre el aporte de moléculas prebióticas a nuestro planeta”. Sin embargo, para conocer realmente cómo eran debíamos saber más acerca de su densidad, composición o estructura interna, algo que estamos logrando gracias al estudio del cometa 67P.

Para continuar con los avances conseguidos por la misión Rosetta, la Agencia Espacial Europea ha preparado un seguimiento en directo del perihelio, comentado por algunos de los investigadores del proyecto. Será hoy 13 de julio de 15:00 a 17:00 h, y podremos comprobar si el viaje del cometa 67P sigue con éxito, acompañado de Philae y Rosetta.





Mas información: Agencia Espacial Europea


Fuente:CSIC- IIA

Hemeroteca

Etiquetas