26 ago. 2011

Científicos identifican a la proteína que transmite la infección del Ébola


Importantísimo el hallazgo descubierto por varios científicos de Harvard en torno al virus Ébola. Una proteína que ayuda a transportar el colesterol dentro de las células podría ser la clave para el desarrollo de fármacos contra el letal virus. Hasta ahora no se había conseguido ningún tratamiento conocido que pudiera remitir el avance del mismo o cura alguna.

El Ébola, cuyo nombre proviene del río que se encuentra en el Congo, fue identificadao por primera vez en 1976 durante una epidermis. El virus, tremendamente raro, produce una fiebre hemorrágica viral, es decir, una enfermedad infecciosa altamente contagiosa que afecta tanto a animales como a seres humanos. Hasta ahora no se había encontrado remedio paliativo a su evolución una vez comenzada la infección.


Se había estudiado su forma de presentación, su epidemiología. El virus se transmite por contacto directo con líquidos corporales infectados como pueden ser la sangre, orina, vómitos o saliva. Una vez dentro, su período de incubación varía entre 2 y 21 días, siendo lo normal entre 5 y 12 días.

Actualmente se tiene la certeza de que el virus está vivo en África, a lo largo de la historia desde su descubrimiento han ido apareciendo hasta dos docenas de brotes y cepas en diferentes puntos del continente africano.

El hallazgo de esta proteína sitúa a la infección letal (mueren el 90% de las personas infectadas) y sus posibles vías de tratamiento farmacológicas en un nuevo punto. Para Sean Whelan, de la Harvard Medical School, el descubrimiento:

Identifica una proteína celular crítica que el virus del Ébola necesita para provocar la infección y la enfermedad. El descubrimiento también mejora las posibilidades de que los fármacos pueden ser desarrollados directamente para combatir las infecciones por el virus del Ébola

Esta nueva investigación sugiere que el virus tiene un punto débil en la forma de la proteína Niemann-Pick C1, relacionada en su metabolismo con el colesterol y vinculada a la enfermedad conocida como Niemann-Pick, a su vez una enfermedad causada por la mutación genética de ésta proteína. El equipo de investigadores utilizó estas células con ensayos en el laboratorio y acabó descubriendo que la proteína Niemann-Pick C1 alterada bloqueaba en un 99% el virus.

Tras el descubrimiento, se espera que esta nueva comprensión del Ébola y su forma de entrar en las células pueda conducir finalmente a tratamientos antivirales o curas. Aún así, los investigadores calculan que serán necesarios algunos años antes de que los tratamientos estén disponibles para el uso humano.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas