26 oct. 2011

Crean un radar que permite ver a través de las paredes [VIDEO]


Un nuevo desarrollo tecnológico realizado por ingenieros e investigadores del Laboratorio Lincoln del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), en Estados Unidos, permite obtener imágenes de video en tiempo real de lo que acontece detrás de las paredes, a través de la utilización de un radar. El dispositivo envía y recibe señales de movimiento detrás de muros de hormigón, lo que podría tener importantes aplicaciones en el campo de la seguridad. Por Pablo Javier Piacente.


Un grupo de especialistas del Laboratorio Lincoln del Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), en Estados Unidos, ha desarrollado una nueva tecnología de radar que es capaz de suministrar imágenes en tiempo real de aquello que sucede detrás de paredes de hormigón. El envío y recepción de estas señales en movimiento podría transformarse en una importante herramienta para aplicaciones en el área de la seguridad.

La posibilidad de ver a través de las paredes ha dejado de ser una cuestión de ciencia ficción, gracias a esta nueva tecnología de radar. El avance ha sido difundido mediante una reciente nota de prensa del MIT, y además se resumió en un artículo publicado por IEEE Xplore y en otro artículo de Physorg.

Las tecnologías tradicionales de radar funcionan a través del envío de ondas que rebotan en los objetivos y retornan a los receptores de los dispositivos. Sin embargo, al igual que la luz, estas ondas no pueden atravesar objetos sólidos en cantidades suficientes como para que el ojo humano las pueda detectar.

Como consecuencia, es difícil construir un radar que pueda penetrar las paredes y mostrar lo que sucede detrás de ellas. Los ingenieros e investigadores del Laboratorio Lincoln del MIT han construido un sistema que puede ver a través de las paredes a una cierta distancia, proporcionando una imagen instantánea de la actividad que se desarrolla en el otro lado.

Aplicaciones y características

El nuevo dispositivo es un conjunto de antenas ordenadas en dos filas, exactamente ocho elementos dedicados a la recepción en la parte superior, y trece abocados a la transmisión en el sector inferior. Esto se complementa con algunos equipos de computación, conformando una estructura ubicada sobre un carro móvil.

Las aplicaciones de este desarrollo, según explican los especialistas, serían múltiples en el campo de la seguridad, con especial énfasis en el terreno militar. Las situaciones de combate urbano, por ejemplo, podrían verse beneficiadas por el acceso a imágenes de sectores que hoy resultan imposibles de ver.

Al mismo tiempo, y en una aplicación que sin dudas podría ser más útil para la humanidad que el uso de la tecnología en el campo bélico, los nuevos radares podrían ser empleados en dispositivos de seguridad para instalaciones varias y otros destinos similares, al permitir el control de áreas de las cuales hoy no es posible conseguir imágenes.

Las paredes atravesadas por este radar son realmente sólidas, ya que la nueva tecnología ha sido probada por los especialistas en muros de hormigón de cuatro y ocho pulgadas de espesor. Sin embargo, el dispositivo aún debe superar distintos desafíos para poder ser más operativo, como por ejemplo las dimensiones del mismo (que lo hacen poco funcional) y otras cuestiones técnicas.

Demostraciones y pruebas

En experimentos realizados sobre los bloques de hormigón, más del 99% de las ondas atravesaron la estructura. Sin embargo, el problema se encuentra cuando las ondas rebotan en los objetivos y deben pasar de nuevo a través de la pared para llegar a los receptores del radar. En ese momento, la fuerza original de la señal se reduce a aproximadamente el 0,0025%.

Sin embargo, la pérdida de señal en ese momento no es aún el principal desafío. Lo más importante es obtener la velocidad, resolución y rango necesarios para que la aplicación sea útil en tiempo real. En otras palabras, en determinadas situaciones no sería práctico recibir una imagen cada 20 minutos, por ejemplo, si el dispositivo se encuentra cerca de un edificio potencialmente peligroso.

Por el momento, el sistema del equipo del Laboratorio Lincoln se puede utilizar en un rango de hasta 60 pies de distancia de la pared a atravesar con las ondas de radio. Con estas condiciones, se ofrecen imágenes en movimiento y en tiempo real de lo que sucede detrás de la pared, en formato de video y a una velocidad de 10,8 fotogramas por segundo.

En una demostración, el radar fue capaz de obtener la imagen de dos seres humanos en movimiento detrás de una estructura de hormigón macizo y muros de bloques de cemento, logrando gracias a esto un galardón en el 2010 Tri-Services Radar Symposium. Según los especialistas, el radar podría usarse también para equipos de respuesta a emergencias y otros dispositivos similares, si se le aplican algunas modificaciones y optimizaciones técnicas.


SOURCE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas