5 oct. 2011

La ESA apoya la misión Solar Orbiter


La Agencia Espacial Europea (ESA) ha anunciado su apoyo a la misión Solar Orbiter, una epopeya científica que en 2017 se acercará "más que nunca" al Sol para estudiar diversos fenómenos del astro.

Esta misión fue aprobada el martes por el Comité del Programa Científico de la ESA junto con Euclid, un telescopio espacial que analizará las zonas más oscuras del Universo.


El director de Ciencia y Exploración Robótica de la ESA, Álvaro Giménez, indicó que con estas dos misiones, la Agencia "muestra una vez más" su preferencia por observaciones que tienen incidencia en la vida de los ciudadanos.

"Solar Orbiter se acercará más al Sol que ninguna otra misión lo ha hecho en el pasado. Este proyecto, que conducirá a un avance importante de los conocimientos, debe permitir comprender mejor cómo el Sol actúa en su entorno", indicó la ESA en un comunicado.

Viento solar

En particular, la sonda se aproximará tanto al Sol que será capaz de obtener partículas del conocido como "viento solar" poco después de que sean expulsadas de la superficie del astro.

De esa forma se comprenderá algo más la formación de ese fenómeno turbulento por la actividad solar que tiene incidencia en la Tierra, señaló la Agencia.

Giménez aseguró que gracias a sus estudios se conocerán mejor los fenómenos de expulsión de materia coronaria del sol que afectan, por ejemplo, perturbando las comunicaciones radiofónicas y las redes eléctricas terrestres.

La misión despegará de Cabo Cañaveral en 2017 a bordo de un cohete Atlas de la Agencia Espacial Estadounidense (NASA).

Expansión del universo

En cuanto a Euclid, puesta en el espacio dos años más tarde por una lanzadera rusa Soyuz desde la base de Kurú, en la Guayana francesa, tendrá como objetivo "explorar los componentes 'oscuros' del Universo".

Con su contribución, los científicos esperan conocer algo más de uno de los misterios actuales, el de la aceleración de la expansión del Universo, cuyo motor parece ser una forma de energía bautizada como 'oscura' por su naturaleza desconocida. Precisamente hoy, los descubridores de este fenómeno acaban de ser galardonados con el Premio Nobel de Física.

Gracias a Euclid, los investigadores podrán analizar los efectos de esta energía en las galaxias y así "comprender su naturaleza exacta", agregó. El telescopio espacial "cartografiará la estructura a gran escala del Universo con una precisión sin precedentes", indicó la ESA.

Con una capacidad hasta a 10.000 millones de años luz, Euclid "desvelará la historia de la expansión del Universo y el crecimiento de su estructura en el curso de los tres últimos cuartos de su existencia". El responsable científico de la ESA indicó que Euclid "dará explicaciones sobre la naturaleza de una de las fuerzas fundamentales del Universo".


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas