3 nov. 2011

Empresa valenciana gana litigio a Apple


La empresa valenciana Nuevas Tecnologías y Energías Catalá, S.L. ha ganado a Apple un litigio, iniciado por la compañía de EE UU, que ha supuesto la paralización en la aduana española de unas 70 unidades de la tableta NTK que la citada empresa tenía previsto importar y comercializar en España. Apple consiguió una orden que obligó al servicio de aduanas de Manises a retener el producto. Según explica el abogado Salvador Silvestre, del bufete Rocabert y Grau, que ha defendido a la empresa valenciana, se remitieron a Apple unas muestras de la tableta para que pudiera comprobar que no eran una copia de las suyas. "Apple pudo haber devuelto el producto al importador tras las comprobaciones, pero optó por denunciar a la compañía".

Ahora, el juez no ha encontrado motivos para mantener el bloqueo y ha dictado un auto por el que libera el producto. Sin embargo, la empresa importadora, con la retención del mismo, ha perdido la oportunidad de aprovechar la campaña de las pasadas navidades para comercializarlo. La tableta de esta marca emplea el sistema operativo Android, de Google.

La empresa valenciana ha denunciado a Apple ante la Comisión Nacional de la Competencia por abuso de posición dominante. El letrado de Rocabert y Grau expone en su escrito de denuncia que Apple infringió los artículos 2 y 3 de la Ley 15/2007, de 3 de julio, de Defensa de la Competencia. Respecto al primero, mantiene que la conducta de la empresa americana, tendente a impedir la entrada de algún competidor en el mercado y limitativa de la libertad de los clientes finales, "forma parte de los denominados 'abusos innominados'".

Así, expone que Apple podía haber finalizado el procedimiento de aduanas manifestando que se trataba de un error. Su actuación, habida cuenta las fechas de lanzamiento del producto, "estaba predeterminada para evitar la entrada de competidores y excluirlos ejercitando sus derechos de forma abusiva y antisocial".

En cuanto al artículo 3 de la normativa, señala que el comportamiento de la compañía es "contrario" a las exigencias de la buena fe, dado que ejercita de forma abusiva sus derechos, "interponiendo denuncias sin fundamento con la finalidad de evitar que los competidores entren en el mercado".

La empresa valenciana estudia ahora la presentación de otra denuncia para reclamar daños y perjuicios.

FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas