6 feb. 2012

«Gas eólico», el nuevo experimento alemán

Alemania está experimentando con «gas eólico», una nueva tecnología que convierte el sobrante de energía eólica en hidrógeno para almacenarlo en la red de gas natural. El Grupo E.ON ha instalado en Falkenhagen una planta piloto que, aprovechando la energía renovable, producirá, a partir de 2013, unos 360 metros cúbicos de hidrógeno cada hora a través de electrólisis.


Es decir, descomponiendo el agua en oxígeno e hidrógeno gracias a una corriente eléctrica. Para ello «se necesitan 2 megavatios (MW)», según informaron fuentes del experimento.

La idea es verter este hidrógeno en la red de gas y utilizarlo como gas natural convencional. «Así, la red de gas se convierte en un sistema de almacenamiento de energía renovable», aportando una solución al problema del excedente al tiempo que facilitaría que este tipo de energías pudieran «ser suministradoras de producción continua» y no estar al vaivén de condiciones atmosféricas.

Además, según los responsables del proyecto, se abre «la posibilidad de que el gas natural se convierta en una energía limpia», un tema no baladí teniendo en cuenta que en los próximos 25 años la demanda de energía mundial crecerá, según la Agencia Internacional de Energía, un 40 por ciento y la de electricidad un 84 por ciento, y que para que el incremento de la temperatura global no supere el umbral de los 2º C, es necesario que la mayor parte de ese aumento proceda de fuentes que no emiten gases de efecto invernadero.

En esta línea, Klaus-Dieter Maubach, miembro del Consejo de E.ON AG y responsable del área de Tecnología y Desarrollo, afirma que se necesitan «nuevas formas de almacenamiento para poder incrementar la integración de la eólica». Aún así, fuentes de la compañía no creen «que este proyecto suponga un cambio en el mix energético». Sin embargo, a largo plazo, y «si esta tecnología consigue la aprobación de los mercados, podría tener gran impacto en la industria eólica», añaden.

En estos momentos, explican que puede añadirse hasta un 5 por ciento de hidrógeno al gas natural en la red sin ningún problema, y a medio plazo los expertos esperan que sea posible elevar este porcentaje hasta el 15 por ciento. «En algunos usos existen restricciones por las cuales sólo es posible añadir hasta un 2 por ciento, pero, en cualquier caso, esto no supone ningún problema para el proyecto», indican.

Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas