3 may. 2012

La ciencia se va de marcha

"Muchas veces escuchamos que los científicos vivimos en una especie de  torre de marfil.  Ésta es la prueba de que no es cierto. Como profesores no podemos permitirnos el lujo de quedarnos en los laboratorios", explica el físico Daniel Zajfman, presidente del Instituto Weizmann de Ciencias antes de triunfar en la noche loca de Tel Aviv. 




50 bares y pubs abrieron anoche las puertas a científicos y académicos israelíes para compartir una cerveza y escuchar teorías que no suelen estar asociadas a la música pop y la marcha juvenil.

Ante bellezas humanas de la naturaleza y hormonas aceleradas en la atmósfera del bar Radio E.P.G.B  de Tel Aviv , Zajfman discursó sobre  "ciencia, belleza y beneficio económico". 

"Nuestro objetivo es transmitir al gran público lo que sabemos e investigamos sobre los secretos de la ciencia y naturaleza. Y como en los bares y lugares de ocio hay mucha gente pues aquí estamos", dice recordando que es la segunda vez que van de gira en la noche nocturna de Tel Aviv y que ya habían visitado los bares de Rehovot, la ciudad que alberga su prestigioso centro académico. "Ya no me sorprende la sed de curiosidad que vemos. Es increíble", concluye. 

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas