26 nov. 2012

La salvación del caballito de mar narizón


Se sabía que la temperatura del agua era determinante en la vida de los caballitos de mar y que en el Atlántico norte no se encontraban ejemplares de la especie de narizón incluida recientemente en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Ahora se ha establecido el por qué y el cómo frenar el proceso de regresión que sufren sus poblaciones en el medio natural, tener el agua en su punto para que puedan reproducirse y crecer.



El CSIC ha logrado un nuevo hito científico en el marco de las investigaciones que realiza en Galicia desde año 2006 sobre el caballito de mar narizón ('Hippocampus guttulatus'), especie que se distribuye desde el Mediterráneo hasta el Atlántico: por primera vez los investigadores han conseguido supervivencias superiores al 80% en caballitos de mar criados en cautividad en los laboratorios del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo.

Miquel Planas, científico titular del CSIC y coordinador de este estudio en el Instituto de Investigaciones Marinas, explica que en el grupo de investigación que dirige eran "conscientes de que el futuro de la especie pasa por su cría en cautividad", de ahí que hayan trabajado "en el desarrollo y establecimiento de una técnica fiable y exitosa que asegure tanto la reproducción como el crecimiento en acuarios del caballito de mar narizón".

"Sabemos que la temperatura del agua del mar es determinante en los procesos biológicos y fisiológicos de los caballitos de mar y en su distribución geográfica. Sin embargo, no se había podido establecer hasta la fecha su temperatura óptima para la cría en cautividad, ni se habían logrado supervivencias superiores al 20%", indica.

Así, se ha determinado que la temperatura idónea para su cría en cautividad ronda los 19-20ºC, que en esta especie el crecimiento se detiene a los 13ºC, temperatura a la que la supervivencia es muy baja, y que el crecimiento máximo se alcanza a los 23ºC.

"Según nuestras observaciones y cálculos, podemos afirmar que la temperatura idónea (mayor crecimiento y supervivencia) para la cría en cautividad del caballito de mar narizón ronda los 19-20 ºC, siendo los primeros días de vida de la especie determinantes para su desarrollo futuro, especialmente a altas temperaturas", señalan los científicos.

Avance en el mercado de la acuariofilia

La investigación tiene impacto a nivel científico, pero también comercial, pues la disponibilidad de ejemplares producidos en cautividad ha permitido la incorporación, por primera vez, de la especie en el mercado de la acuariofilia. "Este hecho ha causado una gran expectación entre los aficionados a esta actividad y en los propios comerciantes", comenta Miquel Planas.

El caballito de mar es una especie muy demandada para los acuarios de mar domésticos y este grupo de investigación ha encontrado en su cría en cautividad una vía de financiación para seguir con sus investigaciones, que de otro modo podrían ver reducido su apoyo económico. Han empezado a vender a través de una tienda on-line los ejemplares que vayan criando a un precio que ronda los 60-90 euros.

Frenar la captura de ejemplares salvajes a nivel científico, lograr criar caballitos de mar en cautividad permitirá repoblar poblaciones en regresión, pero también no seguir amenazando aquellas que ya se encuentren mermadas, pues abre la puerta a que los investigadores tengan ejemplares de estudio sin necesidad de capturarlos salvajes.

"También estos resultados han abierto nuevos horizontes de investigación, puesto que nos han sugerido la hipótesis de que la temperatura podría ser un factor clave para explicar el hecho de que la especie no se distribuya más al norte de las costas holandesas, donde las temperaturas de agua de mar son inferiores a 13ºC", añade Planas. Los caballitos de la costa gallega y mediterránea tienen mejores condiciones para su crecimiento en el medio natural que los del Atlántico Norte.

Ejemplares el doble de grandes

"Se trata de una especie especialmente compleja en cuanto al desarrollo de una técnica de cultivo por las dificultades de apareamiento y de supervivencia de los recién nacidos. De hecho, hasta la fecha no existía ninguna técnica rentable y reproducible". La que acaban de establecer se refiere tanto a las mejores condiciones para el apareamiento de los adultos como a su reproducción y crecimiento, de tal manera que se han logrado "supervivencias impensables hasta hace un año y ejemplares que son el doble de grandes que los del medio natural al año de vida".

En el año 2007 ya habían logrado la reproducción en cautividad y en 2009 se soltaron los primeros ejemplares para analizar su supervivencia en el medio natural, pero hasta ahora no se había logrado que las crías sobreviviesen a los primeros días de vida.

Los logros se centran en el caballito de mar narizón y no se pueden aplicar a las 35 especies que existen en todo el mundo, pues "estos peces protegidos, emblemáticos y verdaderos iconos de la biodiversidad marina, difieren entre sus especies en cuanto a su crecimiento, supervivencia y requerimientos", concluye Miquel Planas.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas