18 ene. 2013

Módulo inflable en la Estación Espacial Internacional


La agencia espacial NASA dará 17,3 millones de dólares (unos 13 millones de euros) a la empresa privada Bigelow, especializada en módulos inflables, para avanzar en la investigación sobre la habitabilidad de este tipo de cápsulas en el espacio. El objetivo es estudiar si estos módulos podrían emplearse para ampliar la Estación Espacial Internacional (ISS, en sus siglas inglés), la plataforma orbital situada a unos 400 kilómetros de altura.




"Estamos realizando progresos en una tecnología que conseguirá importantes objetivos en el campo de los viajes tripulados de larga duración", afirmó Lori Garver, adjunta a la dirección de la NASA y número dos de la agencia, durante una rueda de prensa convocada para dar más detalles sobre este acuerdo de colaboración.

Se prevé que el módulo, bautizado como 'BEAM' ('Bigelow Expandable Activity Module'), llegue a la estación espacial en 2015 a bordo del octavo carguero de la empresa privada SpaceX, que hace unos meses completó con éxito la primera misión de su vehículo no tripulado 'Dragon'. Está previsto que el módulo permanezca en la ISS durante 2 años.

Viajes de larga duración

Una vez allí, los astronautas utilizarán el brazo robótico de la ISS para trasladarlo al módulo 'Tranquility'. Tras su instalación, la tripulación activará el sistema de presurización del módulo para que se expanda y alcance su tamaño total.

Durante los dos años en los que permanecerá en la estación, miembros de la tripulación e ingenieros analizarán la integridad estructural y el porcentaje de posibles filtraciones del módulo inflable. También analizarán su respuesta al ambiente espacial, con cambios extremos de temperatura y largas exposiciones a la radiación.

"Al aventurarnos en el espacio profundo en nuestro camino hacia Marte, la creación de hábitats que nos permitan sobrevivir en viajes de larga duración va a ser un aspecto crucial", afirma William Gerstenmaier, jefe de exploración humana y operaciones de la sede de la NASA en Washington. "Utilizando los recursos de la estación, aprenderemos cómo pueden trabajar los humanos con esta tecnología en el espacio, mientras continuamos nuestro conocimiento sobre los viajes tripulados de larga duración" añade.

Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas