19 abr. 2011

Arranca el primer centro de captura de CO2 en España


La Ciudad de la Energía (Ciuden) de El Bierzo (León) lleva años siendo una promesa a punto de despegar. Desde que se creó en 2006 como una apuesta personal del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para desarrollar su tierra, sus impulsores la presentaron como el futuro puntal de la investigación de soluciones viables para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en las centrales térmicas.

Ahora, la promesa ha dejado de ser sólo un proyecto y ha dado su primer paso hacia la posibilidad de capturar el CO2 procedente de las instalaciones térmicas y almacenarlo de forma estable. El sábado se puso en marcha, por primera vez, la planta térmica que servirá de laboratorio a escala real para investigar las soluciones del futuro. Arrancaba de esta forma, uno de los centros de investigación dedicados al secuestro de CO2 más puntero del mundo.

Aún faltan algunos meses para que la planta esté a pleno rendimiento y se puedan comenzar a ensayar las técnicas que marcarán el futuro de la captura de CO2. Pero el Centro de Desarrollo de Tecnologías de Captura de CO2, ubicado en Cubillos del Sil y que ha contado con una inversión de 128,4 millones de euros, ha superado la fase más tediosa del proceso hasta su puesta en marcha.

Única en el mundo

"El sábado, día 16 de abril, a las 19:30 horas se consiguieron encender los cuatro quemadores de la caldera de Carbón Pulverizado (CP), de forma simultánea y estable, con lo cual se da por cumplido este importante hito de la puesta en marcha de las instalaciones del Centro de Desarrollo de Tecnologías de Captura de CO2 desarrollado por la Fundación Ciudad de la Energía en Cubillos del Sil (León)", confirmó José Ángel Azuara, director general de Ciuden.

El proceso principal de captura de CO2 de las instalaciones de CIUDEN se basa en la oxicombustión (combustión del carbón utilizando oxígeno mezclado con gases de recirculación como comburente, en lugar de aire). De este modo se consigue obtener directamente una corriente concentrada de CO2 en los gases de escape y se evita la separación del nitrógeno introducido con el aire en la combustión convencional.

«Este primer encendido se logró con gas natural como paso previo al encendido con carbón pulverizado», señaló Pedro Otero, director técnico del Proyecto.

La planta es singular porque permite investigar con todo tipo de carbones e incorpora dos tecnologías distintas de oxicombustión, carbón pulverizado (CP) y lecho fluido circulante (LFC), siendo esta última única en el mundo. Quizá lo ideal para luchar contra el cambio climático sean las fuentes de energía renovables, pero las estrategias Españolas de Cambio Climático y Desarrollo Sostenible señalan la CAC como una de las opciones tecnológicas para contribuir a la estabilización de la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera.


FUENTE:

ZONA ECO:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas