20 abr. 2011

La Politécnica de Cataluña patenta un vehículo propulsado por las anillas de aluminio de las latas de refrescos


Mezclando residuos de aluminio y sosa cáustica disuelta en agua, un alumno y un profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña han creado un vehículo de radiocontrol que no genera emisiones de CO2.

"AIH2Orean" es el nombre del primer coche de radiocontrol que funciona con las anillas de aluminio de las latas de refrescos. Ha sido creado por un profesor y un alumno de la escuela de Ingeniería industrial y Aeronáutica de la Universidad Politécnica de Cataluña, y se desplaza gracias a cualquier residuo de aluminio mezclado con sosa cáustica disuelta con agua. Según informa Europa Press, esto le permite tener un sistema de propulsión limpio, que no genera emisiones de CO2.


El desarrollo del vehículo forma parte del proyecto 'Alumini', que tiene como objetivo la fabricación de un microturismo de 5 CV y 60 CV. Alcanza los 30 kilómetros por hora, tiene una autonomía de 40 minutos y ya ha sido patentado por la UPC. Además, este original sistema de propulsión abarata el precio de los coches, que hasta ahora requerían de una inversión de unos 3.900 euros y ahora se reduciría hasta los 600.

Ya se han establecido contactos con algunas empresas para estudiar la viabilidad del proyecto. Si se realizara a gran escala requeriría unos tres kilos de aluminio para mover durante una hora un vehículo de 5 CV y 30 kilos para motores de 60 CV.

FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas