11 jul. 2011

Voluntariado con energía


La unión hace la fuerza. Ya lo dice el refrán, pero sobre todo lo demuestra la práctica. Buen ejemplo de ello es Voluntare, la primera red internacional de Voluntariado Corporativo que nace de la unión entre el tercer sector (organizaciones sin ánimo de lucro) y empresas como Endesa, Telefónica y Unilever, entre otras.

La recién estrenada red nace con la misión de fomentar los programas de solidaridad útiles y eficaces entre empleados, «porque hasta ahora no existía un espacio en el que las empresas dispuestas a hacer acciones solidarias compartieran experiencias y aunaran fuerzas, por lo que, en ocasiones, se tiene la sensación de que los recursos no están bien aprovechados», afirma Alberto Fernández, director de Estrategia y Comunicación Interna de Endesa.


Pero no sólo las empresas pueden formar parte de Voluntare. La nueva red ofrece a todas las personas interesadas en el voluntariado corporativo una fuente de información a través de su web (www.voluntare.com) y de la participación en redes sociales. «La iniciativa es una herramienta idónea para lograr que se visibilicen los beneficios del voluntariado y se generalice su uso para contribuir a un desarrollo sostenible, integrador y participativo», asegura Aurora Cantó, gerente de la Fundación de la Solidaridad y el Voluntariado de la Comunidad Valenciana, Fundar.

Vocación internacional

Los voluntarios corporativos juegan un papel muy importante en la acción social de Endesa, no sólo por su contribución al desarrollo de las comunidades en las que opera la compañía en todo el mundo, sino también porque estas experiencias aportan un valor importante a las personas que participan en ellas. «En Endesa estamos convencidos de que las acciones de voluntariado corporativo deben cumplir tres requisitos: proporcionar beneficios tanto a los empleados como a la comunidad y al propio proyecto empresarial; ser coherentes con la actividad normal de la compañía, y ser eficaces, es decir, garantizar que los recursos que se invierten en ellas proporcionen beneficios a todas las partes», explica Alfonso López, director general de Comunicación de Endesa.

Bajo la máxima «piensa global y actúa local», Endesa tiene en marcha varios programas de voluntariado corporativo. Entre otros, la filial argentina ha dado continuidad a la campaña de reciclado de papel y de tapas de plástico, gracias a la cual se entregaron a la Fundación Garrahan 1.700 kilos de materiales reciclados, lo que permitió obtener dinero para un hospital infantil. Los niños también son los máximos beneficiarios del programa de voluntariado de Colombia denominado «Adopta un angelito», por el que los trabajadores de la eléctrica pueden adoptar a niños y ancianos de escasos recursos cada mes de diciembre para entregarles un regalo en Navidad. Por su parte, «Colaborando con energía» es un programa impulsado por la filial de generación Endesa Chile cuyo fin es apoyar a sectores desfavorecidos a través de tutorías escolares, paseos a centrales y visitas a museos.

«El voluntariado es parte indisoluble de la filosofía de Endesa, una parte pequeña, pero fundamental de nuestra actividad, lo que nos asegura que tendrá continuidad a largo plazo», concluye Fernández.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas