1 ago. 2011

¿Es alarmante el aumento de medusas en el mar?


Durante los últimos años, se ha llamado la atención sobre el aumento global en las poblaciones de medusas. Este fenómeno tiene importantes efectos ecológicos y socioeconómicos. Existe preocupación por su repercusión en la pesquería y el turismo.

Algunos ecólogos marinos han sugerido que es una consecuencia negativa derivada de la acción humana sobre los océanos y que a largo plazo, las medusas acabarán dominando los ecosistemas marítimos. Sin embargo, otros expertos insisten en que no hay datos suficientes para sostener estas afirmaciones con rigor.


Una revisión del registro fósil sugiere que la aparición de masas de medusas ya ocurrió en el periodo cámbrico, hace entre 520 y 540 millones de años. Existen documentos que han relatado este fenómeno a lo largo de los últimos dos siglos. No se trata, por tanto, de un hecho exclusivamente moderno.

Encuentro internacional

La Fundación BBVA ha organizado un encuentro que tendrá lugar el 14 de septiembre, en el que se presentará un proyecto internacional que ha contado con la participación de seis instituciones de Europa, Australia, Estados Unidos y Asia. Parte de la financiación procede de la National Science Foundation (NSF) estadounidense para determinar si es cierto que en la actualidad estamos viviendo un aumento de las proliferaciones de medusas en el mundo y, de ser así, cuáles son las causas y consecuencias de este fenómeno.

El planteamiento y los objetivos de esta investigación se expondrán en el marco de la jornada 'El papel global de las medusas y su aumento en el océano', coordinada por Carlos Duarte del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados. Es el VI Debate sobre Biología de la Conservación que organizan la Fundación BBVA y la Estación de Investigación Costera del Faro de Cap Salines y se celebrará en la sede de la Fundación BBVA en Madrid.

"Carecemos de un análisis global que demuestre que están aumentando las poblaciones de medusas", explica Duarte. "Las medusas muestran ciclos largos, de décadas, en los que se suceden periodos de alta abundancia con otros de baja abundancia. Los artículos científicos y los medios de comunicación reportan los aumentos y proliferaciones en las poblaciones de medusas, pero no sus caídas".

Proliferación en el Mar Negro y el Mar de Bering

Este sesgo en la información puede haber conducido, en opinión de los expertos, a una percepción errónea. Un ejemplo son las proliferaciones en el Mar Negro y en el Mar de Bering. La hipótesis de que hay más medusas se ha basado en ellas, según explica Duarte, pero lo cierto es que estas poblaciones de medusas acabaron colapsando. Pese a que hay trabajos científicos que lo demuestran, se siguen publicando artículos, también en revistas científicas, que lo ignoran.

Rob Condon, de la Universidad de Alabama (EEUU), señala en el avance de su intervención que se echa en falta "un análisis global del fenómeno". Añade que "durante las pasadas décadas los medios de comunicación han llevado la delantera a las publicaciones científicas, dando la impresión de que son ellos, y no la ciencia, los que definen la percepción del público en lo que respecta a los brotes de medusas".

"No tenemos un indicio claro de que las medusas estén proliferando ni a nivel regional ni- mucho menos- a nivel global", explica Duarte. Destaca que esto último requiere de "una síntesis de series de datos que no se había intentado hasta ahora y que es, precisamente, lo que estamos haciendo". La jornada profundizará en estas cuestiones, teniendo en cuenta además los datos más recientes recopilados a lo largo del verano en curso.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas