17 oct. 2011

Convierten 30 kilómetros cuadrados de desierto estéril en praderas


Hyundai Motor Company ha convertido 30 kilómetros cuadrados de desierto estéril en pastizales en China, como parte de su proyecto mundial para preservar el medio ambiente. Desde 2008, bajo el nombre de proyecto de Zona Verde de Hyundai, Hyundai se ofreció para detener la desertificación y proteger el ecosistema en Chakanor, un área dentro de la Kunshantag del desierto de Mongolia interior, China.

El distrito de Kunshantag, ubicado unos 660 kilómetros al norte de Beijing, es uno de los principales orígenes del desalentador polvo amarillo; una tormenta estacional de polvo fuerte, que sopla en el norte de China y Corea y causa una variedad de problemas de salud.

Desde 2008, Hyundai, en estrecha colaboración con los países asiáticos de Ecopeace, ha cultivado hierba Suaeda en la región de Chakanor, cosechando una planta autóctona y que prospera en suelos de desierto áridos. Como resultado, un área de 30 kilómetros cuadrados de desierto altamente alcalino se transformó en praderas verdes.

Hyundai Motor planea continuar con los esfuerzos de transformación y crear otros 20 kilómetros cuadrados de pastizales en 2012. En total serán 50 kilómetros cuadrados de praderas, lo que hace que sea la restauración más grande para un espacio único en el mundo.

Además, la restauración ayudará a crear una economía sostenible en la región: los habitantes locales tendrán un incentivo para cuidar las plantas y mantener los ecosistemas restaurados desde las plantas de Suaeda y pueden vender sus semillas como medicamentos.

Hyundai compartirá sus experiencias en la décima sesión de la Convención de las Naciones Unidas de lucha contra la desertificación (CLD), que se celebrará en Changwon, Corea, del 10 al 21 de octubre.



FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas