15 dic. 2011

La pizarra portátil e inalámbrica

Si de algo sirven los avances es para conseguir que nos esforcemos un poco menos y nos ensuciemos todavía menos. Lejanos están ya aquellos días en que si querías escribir o dibujar algo en una pizarra terminabas con los dedos manchados con tiza, la ropa blanca y además todo ello sin tener que conectar ningún cacharrillo a la corriente eléctrica… ¡qué atraso!



Pero no todo está perdido en el campo de la enseñanza o de las presentaciones públicas. Olvidemos también esas pizarras velleda o los blocs de notas tamaño XXXL, que además no son nada tecnológicos. Estos instrumentos de la foto, que seguramente sin saber aún para qué sirven o cómo funcionan ya te están resultando atractivos, son unos punteros y un sensor infrarrojo que te permitirán usar cualquier pared o mejor aún una pantalla como pizarra y mediante un proyector aparecerán las anotaciones o esquemas.

Una presentación, una lección magistral o cualquier acto en el que sea necesario que aparezca una pizarra donde no la hay serán idóneos para sacarle todo el partido a este set de pizarra portátil interactiva por USB.

El sensor IR se conecta por puerto USB al ordenador al que también conectarás el proyector. Con el puntero y la “tiza” podrás señalar o trazar lo que necesites sobre la pantalla y merced a su emisor IR el sensor recogerá la posición y la trasladará a la imagen que estés proyectando, superponiéndolo de manera que una aburrida sesión de pogërpóin se puede convertir en un interesante y atractivo método de exponer información.

No tienes más que instalar el software incluido y acceder a las opciones de calibrado. El conjunto de sensor, punteros y software cuesta poco más de 100€. ─[Chinavasion]


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas