20 ago. 2012

Descubren una enorme araña «Yeti» que se descuelga de las cuevas

Los bosques de las regiones costeras desde California hasta la Columbia Británica son conocidos por sus animales y plantas únicos, como las secoyas de la costa, las ranas con cola o los castores de montaña. Ahora, un grupo de científicos ha descubierto una nueva especie a la que, por su aspecto amenazante de largas patas y por habitar la tierra del famoso Bigfoot, han acabado apodando con ese mismo nombre. 





Si el legendario Yeti nunca ha querido dar la cara, este pequeño «monstruo» por fin lo ha hecho. Se trata de una enorme araña hasta ahora desconocida para la ciencia denominada en realidad Trogloraptor («ladrón de cuevas») y que tiene unas garras largas y espectaculares. Los investigadores consideran que, evolutivamente, la araña es muy especial, ya que representa no solo un nuevo género y especie, sino también una nueva familia (Trogloraptoridae). El hallazgo aparece publicado en la revista Zookeys.

Los investigadores de la organización Western Cave Conservancy, que trabaja para proteger las cuevas en el oeste de los EE.UU., y de la Academia de Ciencias de California encontraron estas arañas en cuevas del suroeste de Oregón. No solo habitan allí. Sus colegas de la Universidad Estatal de San Diego las descubrieron en los bosques maduros de secoyas.

Telarañas rudimentarias

Las Trogloraptor se sostienen en telarañas rudimentarias que cuelgan de los techos de la cueva. Tiene unos cuatro centímetros de ancho cuando sus patas están extendidas. Sus extraordinarias garras sugieren que son feroces depredadores especializados, aunque sus presas y el comportamiento de ataque siguen siendo desconocidos.

Los científicos todavía tienen que analizar la historia evolutiva de esta nueva araña «Bigfoot». Creen que hay pruebas convincentes de que son un pariente cercano de las arañas duende, pero posee un mosaico de características antiguas y muy extendidas y de novedades evolutivas. Además, los investigadores todavía deben conoce la verdadera distribución de las Trogloraptor. Que este animal relativamente grande haya podido evitar ser descubierto hasta el año 2012 indica que más ejemplares pueden estar al acecho en los bosques y las cuevas del oeste de América del Norte.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas