20 ago. 2012

MIT desarrolla un dron capaz de volar en interiores [Video]

Con cada vez mayor frecuencia solemos ver en los medios de comunicación noticias relacionadas con los vehículos aéreos no tripulados, es decir, con los drones. Parece que este tipo de vehículos, más allá de su uso con fines bélicos, tienen muchas posibilidades en misiones de rescate y, además de evaluar su uso en evacuaciones médicas en combate, son varios los proyectos de investigación que desarrollan algoritmos de control de vuelo y guiado para su utilización en el interior de edificios.




Por ejemplo, para buscar personas atrapadas en un incendio o ante cualquier otro tipo de emergencia donde sea complicado desplazar al personal de emergencias. Precisamente, por esta senda lleva tiempo caminando el Robust Robotics Group del MIT y, por lo que se pueden ver en los vídeos que han publicado, han desarrollado un sistema de guiado de drones que les permite volar por espacios cerrados evitando los obstáculos con gran solvencia.

Drones como el Predator, que es uno de los que utiliza la Fuerza Aérea de Estados Unidos, basan su sistema de control en señales de posicionamiento por satélite, es decir, mediante el GPS (aunque se haya demostrado que se puede interceptar o incluso alterar). Sin embargo, en espacios cerrados, el uso del GPS no siempre es posible y los equipos de emergencias no cuentan con mapas del interior de los edificios. ¿Entonces? ¿Cómo guiar a un dron para que vuele en un espacio cerrado?

Con la idea de que los drones puedan volar de manera autónoma en el interior de los edificios, el equipo del MIT ha desarrollado un sistema basado en sensores y en un láser para la detección de obstáculos y medir distancias. El sistema, que gira en torno a un procesador Intel Atom (como el que utilizan muchos netbooks), procesa a tiempo real y en el propio avión la información captada por el láser y los sensores con la idea de detectar posibles obstáculos y, por las pruebas que han mostrado, es algo que el avión hace bastante bien porque es capaz de volar por el interior de un aparcamiento de techos bajos y donde existen bastante pilares con los que podría chocar.

¿Y para qué puede servir un vehículo aéreo con estas características? 

Dejando a un lado su uso militar (espionaje por ejemplo), este tipo de capacidades podrían explotarse perfectamente dentro de equipos de emergencia y rescate puesto que con este tipo de vehículos se podrían realizar el reconocimiento de un edificio en el que se está produciendo un incendio o en una planta en la que ha ocurrido algún tipo de accidente, evitando la exposición de vidas humanas y posibilitando que los equipos de emergencia actúen de manera concreta y acudan, directamente, a las zonas en las que se detecte cualquier víctima que requiera ser rescatada.

Vale la pena ver el vídeo de demostración que han publicado y ver este pequeño UAV en acción.




Fuente:


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas