21 sept. 2012

La eólica podría cubrir siete veces la demanda mundial de energía en 2030

Sólo en 2011 se instalaron 60 gigavatios (GW) eólicos en el mundo que permitieron alcanzar los 238 GW. Con esta potencia, se cubre el tres por ciento de la demanda mundial de electricidad actual, según el informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA). Ahora bien, por potencial de viento este porcentaje podría ser mucho mayor. Y es que la eólica podría satisfacer hasta siete veces la demanda mundial de energía en 2030 y todo ello sin afectar negativamente al clima, según la revista «Proceedings of the National Academy of Sciences». 


En el estudio, investigadores de la Escuela de Ingeniería de la Universidad de Stanford y de la de Delaware (EE UU) aseguran que utilizando el modelo climático más sofisticado disponible, y teniendo en cuenta los efectos que numerosas turbinas de viento tendrían en la temperatura de la superficie, vapor de agua, circulaciones atmosféricas y otras consideraciones climáticas, hay viento de sobra en tierra y cerca de la costa para satisfacer la demanda energética que habrá entonces. Es decir, que niegan aquello que se ha dicho en muchas ocasiones de que con energía limpia no se podría cubrir la demanda energética. Otra cosa sería la necesidad de asegurar el abastecimiento las 24 horas del día.

Para hacer estos cálculos, han utilizado un modelo informático denominado Gator-GCMOM, que simula el tiempo, el clima y la contaminación a escala global, regional y local, y con el que han tenido en cuenta la reducción de la velocidad del viento causada por las turbinas. Y sus conclusiones contradicen dos estudios  anteriores que aseguraban que el potencial eólico estaba muy por debajo, ya que cada turbina robaba demasiado viento a otros aerogeneradores, y que las turbinas introducen consecuencias perjudiciales para el clima.

Cada turbina reduce la cantidad de energía disponible para el resto de aerogeneradores. En concreto, «la reducción de la velocidad del viento detrás de una turbina puede ser de hasta 60 por ciento, pero parte de este viento se regenera por la vuelta de energía que se produce fuera del área de la turbina», explica a este semanario el profesor de Ingeniería Civil y Medioambiental Mark Jacobson, uno de los autores del estudio. Si bien, esta pérdida sólo llegaría a ser significativa si se instalara un inmenso número de aerogeneradores, una cifra que nunca sería necesaria, según el estudio. 

Millones de turbinas

El potencial de saturación, dicen, es más de 250 teravatios en el caso de que se pudiera poner un «ejército» de aerogeneradores de 100 metros de altura a través de toda la tierra y el agua del planeta. Alternativamente, si los ubicamos sólo en tierra (menos la Antártida) y a lo largo de la costa todavía habría unos 80 teravatios disponibles, es decir, «siete veces la demanda total de energía que habrá en 2030, que ascenderá a 17,9 incluyendo en el consumo final de energía los combustibles fósiles y 11,5 TWh de demanda eléctrica», asegura Jacobson. De hecho, «con cuatro millones de turbinas se cubriría la mitad de la demanda energética en 2030», afirma la coautora del estudio Cristina L. Archer, profesora asociada de la Universidad de Delaware. 

Los expertos afirman que con esto no quieren decir que se tengan que poner turbinas en todas partes, sino que han demostrado que no existe una barrera para la obtención de la mitad o incluso varias veces la demanda de energía mundial a partir del viento en 2030. El potencial... está ahí.
 


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas