26 dic. 2012

Árboles de Navidad brillantes gracias a un gen de medusa

Ahora que se acercan estas fechas tan señaladas es cuando muchos empiezan a preparar los adornos navideños y en muchas casas se compra un árbol de Navidad. Este árbol irá decorado con multitud de adornos y en muchos casos con una ristra de luces capaces de hacer brillar una habitación. Pues bien. Esto que nos parece tan cotidiano se podrá acabar para algunos ya que investigadores de la Universidad de Hertfordshire, Reino Unido, han descubierto una manera de hacer que los árboles de Navidad brillen.

Quien sabe si en un futuro tendremos no solo árboles de Navidad brillantes sino bosques parecidos a Pandora pero de momento esta investigación se ha hecho con un tipo de árbol, el abeto de Douglas, al cual se le han empalmado las propiedades luminiscentes de la medusa y la luciérnaga a sus genes. El primer gen produce una sustancia llamada Proteína Verde Fluorescente (GFP por sus siglas en inglés) y el segundo produce una enzima llamada Luciferasa.

Los árboles se modificarían infectando los brotes con una bacteria inócua que llevaría los genes. Luego se necesita un componente químico llamado Luciferina que es necesario para activar la Luciferasa. Esta mezcla enciende la Proteína Verde Fluorescente y hace que brille.

Para conseguir todo esto la Luciferina se mezclaría en un fertilizante especial que se vendería con el árbol. Con ello se consigue un árbol que brilla tanto de día como de noche y que, lógicamente, no requiere de electricidad.

Según los investigadores, el único problema para no hacerlo es el coste. Hacer estos árboles de Navidad tendría un coste inicial de unos 250€ por ejemplar, lo que significaría estar en la parte alta de la oferta disponible. Aunque también ven posible que se pueda vender bien sobretodo a clientes norteamericanos, que me imagino que deben ser más proclives a gastar en cosas así.

Respecto a las reticencias que podría provocar el tener un árbol así dicen que no habríamos pasado de inventar la rueda si hubiéramos hecho siempre caso a los reticentes. Si como aseguran los investigadores este tipo de árboles ya se pueden crear, tendremos que ver si todo el mundo está dispuesto a tener un árbol brillante en casa.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas