21 nov. 2011

Jukusui-Kun, el robot-oso de peluche antirronquidos

La apnea del sueño y los ronquidos son un serio problema que alcanza a muchísimas personas (solo en Japón se estima que a 2 millones), y en muchos casos hay que sumar a la estadística al “sufridor” acompañante de cama, que sin padecerlas propiamente tampoco consigue descansar bien a causa de las mismas.


Mil y un remedios se han inventado ya, y el último nos viene de tierras de oriente. En la pasada feria de la robótica de Tokio se presentó este robot en forma de oso polar de peluche, que viene dispuesto a combatir los casos más graves de estos trastornos del sueño.

El Jukusui-Kun es un gran almohadón en forma de oso polar robótico que ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad Waseda de Tokio. Para ayudar a esos grandes “cantantes nocturnos” (y a las personas que conviven con ellos) cada vez que el sujeto ronca muy fuerte -y la apnea del sueño se convierte en un peligro-, el robot levanta la pata y toca de manera suave la cara del durmiente para provocar un cambio de posición, que normalmente alivia la situación y detiene el ronquido.

La apnea del sueño se asocia básicamente con la saturación de oxígeno en la sangre. Un medidor del pulso de oxígeno unido a la mano del durmiente (en forma de bebé de oso polar) registra la cantidad de oxígeno en la sangre, y de forma inalámbrica envía los datos a un terminal que los analiza y controla de manera remota el oso grande. Tremendamente sofisticado, ¿No? Oculto en el interior de la almohada encontraremos también un micrófono, que mide el nivel de ruido causado por los ronquidos.

Cuando el sistema capta que el nivel de oxígeno disminuye y aumenta el ruido, el robot recibe la orden de dar un “toque” al paciente, para que provoque un cambio de posición sin llegar a despertarlo (mucho mejor que la típica colleja, codazo o el golpe de almohada que sueltan algun@s).

Ya lo veis, igual la solución que buscan muchos pasa por volver a la infancia a dormir con peluches. El Jukusui-Kun (que por cierto significa “sueño profundo” en japonés) está en fase de proyecto y no se comercializa todavía, pero igual en poco tiempo dormir con un plantígrado peludo que nos acaricia ya nada tendrá que ver con la zoofilia. ─ [Gizmag]

FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas