21 mar. 2012

Las nuevas paredes virtuales permiten diseccionar el cerebro en 3D

Los muros o paredes virtuales son la nueva pantalla tridimensional en la que analizar cualquier objeto o discutir en grupo un diagnóstico. Esta nueva tecnología empieza a funcionar en ámbitos tan diversos como la salud o la industria automovilística. 




El cerebro humano o el motor del coche se despliegan en 3D en pantallas de más de 130 pulgadas, lo que permite a los especialistas escrutar cada milímetro de la imagen, y agilizar la solución de los problemas.

El grupo de investigación en Modelización, Visualización, Interacción y Realidad Virtual (MOVING) de la Universidad Politècnica de Catalunya acaba de presentar una pared virtual (EsteroWall) de altas prestaciones y de bajo coste para visualizar e interactuar con objetos mediante imágenes estereoscópicas. La instalación funciona con un complejo software desarrollado por el mismo equipo.

La pared virtual se basa en una pantalla de alta resolución de 270 x 200 cm (132 pugladas) donde se proyectan las imágenes. También consta de dos proyectores conectados a un ordenador central (PC), un espejo de reflexión, una pantalla de retroproyección, un dispositivo de posicionamiento y unas gafas de polarización circular para ver en 3D.

Además, dispone de un puntero con distintos botones de control y una linterna mágica virtual, un sistema único hasta ahora en el ámbito de la realidad virtual. Esta linterna es un sistema para visualizar e inspeccionar al mismo tiempo tanto el interior como el exterior del objeto de manera interactiva, lo cual favorece un análisis muy detallado de lo que se quiere inspeccionar. Así, la linterna mágica permite inspeccionar con gran detalle, por ejemplo, cualquier parte del cuerpo humano, desde la piel, pasando por los músculos y las venas, hasta los huesos.

El equipo que ha desarrollado la pared virtual, liderado por la profesora Isabel Navazo, pensó en principio en el uso docente para inspeccionar modelos anatómicos, pero luego descubrieron otras muchas aplicaciones. En el campo médico implica un avance para ayudar al diagnóstico y planificar operaciones quirúrgicas; en el ámbito industrial, facilita y reduce los costes en el diseño cooperativo de prototipos virtuales; en paleontología, permite visualizar con gran detalle piezas fósiles.

Ford también tiene su pared virtual

Las aplicaciones de la pared o muro virtual llegan cada vez a más sectores. A partir de un paquete de software y hardware de la compañía especializada ICIDO, especialistas de la planta piloto de Almussafes han logrado recrear con total exactitud los vehículos que se fabrican actualmente en la factoría valenciana de Ford. Así, gracias a este muro virtual de 2 x 1.48 metros se pueden visualizar y manipular dinámicamente desde cualquier ángulo posible motores y componentes, desde la pieza más minúscula hasta la más grande.

"No habrá ni que salir a la línea de montaje para hacer pruebas o para estudiar posibles reformas en la planta", cuenta José Terrades, técnico especialista en simulaciones de la factoría Ford en Almussafes.

Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas