22 mar. 2012

'Robomedusa': un autómata diseñado para explorar los océanos [Video]

Se llama 'Robomedusa' ('Robojellyfish'). Es el primer autómata cuyo diseño está inspirado en el organismo y la locomoción de las medudas, y sus creadores creen que podría servir para realizar toda clase de investigaciones submarinas y operaciones de rescate. Además, en teoría el aparato podría funcionar indefinidamente sin perder su fuente de energía, ya que estaría propulsado por hidrógeno.




La 'Robomedusa' se ha construido con materiales 'inteligentes' capaces de cambiar de forma y tamaño en respuesta a diversos estímulos, como las corrientes de agua. Gracias a este sofisticado diseño, es capaz de imitar los movimientos naturales de las medusas reales cuando se introduce en un tanque de agua, y se impulsa mediante reacciones químicas que se producen sobre su superficie.

"Que nosotros sepamos, éste es el primer robot subacuático cuya fuente de combustible es hidrógeno externo", explica Yonas Tadesse, de la Universidad de Virginia Tech (EEUU), el autor del estudio en el que se presenta el autómata, publicado en la revista 'Smart Materials and Structures'.

La medusa es un invertebrado idóneo para la 'biomimesis', una línea de investigación que busca en la naturaleza su inspiración para la innovación tecnológica, ya que es un animal con una técnica sencilla pero muy eficaz para desplazarse en el agua.

La clave de sus movimientos está en los músculos circulares que tiene en el interior de su 'campana', la parte superior del cuerpo que tiene forma de paraguas. Cuando estos músculos se contraen, la 'campana' se cierra y expulsa agua, propulsando a la medusa hacia arriba. Inmediatamente después, estos mismos músculos se relajan y la 'campana' recupera su forma original.

La 'Robomedusa' replica este movimiento natural con materiales 'inteligentes' capaces de 'recordar' su forma original, recubiertos de nanotubos de carbono y platino.

El autómata es propulsado por reacciones químicas entre el oxígeno e hidrógeno del agua y el platino en la superficie del robot que producen calor. El calor generado por estas reacciones se transfiere a los músculos artificiales del robot, y de esta manera la 'Robomedusa' se desplaza en el agua, cambiando de forma como las medusas auténticas.

Este diseño 'verde' implica que la 'Robomedusa' es un aparato de energía 100% renovable, ya que regenera su propio combustible a partir del agua en la que está sumergida.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas