18 may. 2012

Reconstruyen el pene de un bebé con una técnica pionera en España

Cirujanos pediátricos del Hospital Reina Sofía de Córdoba han logrado reconstruir el pene a un bebé tras aplicar una técnica pionera en España y que sólo se ha utilizado en ocho niños en todo el mundo.

Se trata de la primera intervención que se completa con éxito en España para corregir una afalia congénita a un bebé que nació con testículos pero sin pene. En esta malformación, que afecta a uno de cada 30 millones de recién nacidos, la uretra desemboca en el ano, por donde orina el paciente.


La directora de la Unidad de Cirugía Pediátrica del hospital cordobés, Rosa María Paredes, ha informado en rueda de prensa de que el grupo médico encargado de la operación ha sido instruido por el urólogo pediátrico del Miami Children's Hospital, Rafael Gosálves.

La intervención quirúrgica, que se realizó en tres fases y duró ocho horas en total, no sólo es necesaria desde el punto de vista genital, sino que es clave para preservar los riñones de infecciones frecuentes y evitar el fracaso renal.

En primer lugar se separó la uretra de la pared anterior del recto y después se construyó una uretra artificial usando piel del escroto, que se unió a la uretra primitiva, para, finalmente, crear un pene con piel abdominal.

El bebé, en edad lactante, se encuentra estable y el postoperatorio, que puede durar entre dos y tres semanas, es muy complicado. El doctor Gosálves ha explicado que el bebé deberá convivir con una sonda durante las próximas semanas y ha precisado que aunque de momento el pene no es funcional, cumple un requisito estético para que el paciente "reconozca su masculinidad".

En el futuro, el paciente precisará de nuevas intervenciones para completar el procedimiento y en la edad adulta se intentará que el pene tenga funcionalidad mediante técnicas que se realizan en pacientes con otros problemas. En este sentido, el doctor Gosálves ha explicado que en posteriores intervenciones se intentará implantar tejido muscular en el pene para extender la uretra desde la base hasta la punta del falo. Con esta nueva operación se lograría que el pene recuperase su funcionalidad para poder miccionar, en primer lugar, y contar con una función sexual después.

Gosálves ha explicado que la técnica utilizada fue inventada por un cirujano italiano y la primera descripción médica se hizo en 2007, ya que se trata de una patología extraña. Además de este caso, el doctor ha subrayado que se tiene constancia de otros cuatro en todo el mundo, además de los tres que él mismo ha intervenido en Estados Unidos, por lo que en total existen ocho intervenciones de este tipo documentadas entre 2007 y 2012.




No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas