18 may. 2012

ZeroN, el interfaz del futuro del MIT Media Lab [Video]

En el Tangible Media Group del MIT Media Lab están trabajando en un impresionante proyecto de nombre ZeroN con el que están desarrollando una nueva forma de interfaz de interacción hombre-máquina que nos permitirá tocar y manejar objetos reales “suspendidos en el aire” para controlar sistemas de información o simulaciones, los “interfaces tangibles”.


En más de una ocasión hemos abordado el tema de los interfaces de usuario del futuro, algo en lo que están trabajando en múltiples centros de investigación y prospectiva tecnológica. Hologramas, sistemas táctiles o sistemas de realidad aumentada son algunas de las tecnologías que hemos visto materializarse en proyectos como Holoflector, Vermeer de Microsoft Research o el Project Glass de Google. 

¿En qué consiste este proyecto? ZeroN es un sistema que crea una zona “de ingravidez” que se aprovecha para poder manejar con total libertad un objeto real y que sus movimientos sean captados para su repetición o que sirvan de estímulo a un programa o a una simulación. Concretamente, ZeroN está basado en un solenoide que genera un campo magnético controlado por un ordenador y que mantiene “en el aire” una esfera metálica, que es la que utiliza el usuario a modo de puntero.

La peculiaridad de ZeroN es que deja a un lado la realidad aumentada o los hologramas y basa el sistema en objetos reales y un sistema de proyección que es utilizado para dibujar trayectorias o para realizar una simulación, por ejemplo, de la sombra que proyecta el sol sobre un edificio (haciendo que la esfera actúe de sol y colocando un bloque de plástico o madera en la base de ZeroN para que haga las veces de edificio).
ZeroN puede recordar los movimientos que ha seguido. Los movimientos físicos de la gente se pueden recopilar, almacenar y reproducir indefinidamente. Cuando un usuario realiza un movimiento en ZeroN, la esfera continua flotando y vuelve a reproducir el movimiento seguido. […] Con esta funcionalidad, ZeroN puede adoptarse en muchas aplicaciones: prototipos en animación, simulaciones, diseño 3D, etc. Gran parte del control que muchos usuarios ejercen con un ratón y una pantalla se pueden hacer tangibles y mucho más intuitivos
¿Y cómo funciona? Tal y como hemos comentado, el núcleo de ZeroN es un gran imán, concretamente un solenoide, que genera un campo magnético muy preciso y controlado por un computador (de hecho ha sido diseñado por un investigador del MIT, Rehmi Post, del CBA) que a su vez está sujeto por un sistema de posicionamiento que hace que este solenoide siempre quede encima de la esfera metálica. Para realizar el seguimiento, Jinha Lee, responsable del diseño y construcción de ZeroN, se basó en varias cámaras 3D de infrarrojos, como las de Kinect, para poder mantener controlada la posición de la esfera y situar la fuente del campo magnético siempre por encima (estas cámaras también sirven, por ejemplo, para captar los movimientos de la esfera y repetirlos o realizar movimientos de manera autónoma).

Vale la pena dedicar unos minutos a ver el vídeo de demostración y así entender mucho mejor las posibilidades que puede ofrecer ZeroN como muestra de una nueva generación de interfaces de usuario tangibles.

Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas