20 dic. 2012

Cables muy elásticos de metal líquido [Video]

Investigadores de la Universidad de Carolina del Norte informan que han desarrollado unos cables elásticos que se puede expandir hasta ocho veces su tamaño original manteniendo sin ninguna perdida en cuanto a calidad. Podrán ser usados para una gran variedad de cosas entre las que destacan los auriculares o incluso para incorporarlos en algún material textil. Un gran paso para la tecnología flexible.



Para conseguir estos cables, los investigadores han un desarrollado un cable compuesto de polímero elástico que rellenan con una aleación de metal líquido, galio e indio. Gracias a ello, consiguen que sea un conductor eléctrico muy eficiente que funcionará perfectamente incluso cuando el cable esté estirado al máximo.

Según el Dr. Michael Dikey, antes se intentaba crear cables elásticos embebiendo metal, u otros materiales que permitiesen la conductividad eléctrica, en polímero elástico. Sin embargo, el resultado no era del todo satisfactorio. Cuanto más metal, mejor conductividad pero menos elasticidad. Sin embargo, su intención era ofrecer a la vez la máxima conductividad sin perder elasticidad. Para conseguirlo, explica que su método se centra en aislar los materiales, tratarlos por separado con el fin de obtener lo mejor de cada uno.

Por el momento, antes de que se popularicen entre los fabricantes quiere mejorarlos. Asegura que está intentando evitar al máximo las fugas del metal en caso de que se dañe el cable, es decir, si se corta o simplemente si se rompe someterlo a una expansión más alta de lo que en realidad permite, que ya es bastante.

Estos cables son realmente asombrosos ya que hasta ahora no conocíamos nada similar en el mercado. En la vida del día a día, este avance nos repercutirá muy favorablemente. Vivimos en un mundo rodeado de cables y para llegar a vivir sin ellos todavía falta mucho. Por ahora, tendrían una gran aplicación en cargadores de teléfonos, cámaras, ordenadores, tabletas y sobre todo en los auriculares. De hecho, hecho un vídeo en el que muestran su funcionamiento.

¿Os imagináis unos auriculares flexibles? Por regla general, tenemos tendencia a enrollarlos y se suelen enredar. Al final, los que solemos llevar en el bolsillo suelen dejar de funcionar con bastante frecuencia. Gracias a este desarrollo, podrían llegar a ser mucho más duraderos dada su gran flexibilidad.

Este avance supone un paso muy importante en la evolución de la tecnología flexible. Casi todos los aparatos electrónicos utilizan algún tipo de cable. Una de las grandes ventajas, por ejemplo, podría ser la reducción de su diámetro. Si los cables fijos se colocasen estirados, seguirían rindiendo al máximo ocupando mucho menos espacio.



Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas