28 ene. 2013

¡Eureka!, el blog de los inventos y los inventores

Como uno de los colectivos menos valorado por las instituciones y el tejido empresarial y muy afectado por la crisis económica, la mayoría de inventores, innovadores e investigadores españoles lucha cada día por sobrevivir en el mercado nacional, mientras otros no tienen más remedio que poner tierra de por medio y emigrar a otros países en busca de mejores oportunidades. "No somos un gremio, pero pretendemos serlo", argumenta Miguel A. Viñas, Presidente de la Asociación Española de Inventores (AEI) y fundador de 'La tienda de los inventos', que ha colaborado con este diario para poner en marcha el blog '¡Eureka! - Que no inventen otros', una sección que busca convertirse en escaparate de inventos e inventores en España.

Los inventores son innovadores ingeniosos y también emprendedores valientes, "y con capacidad para generar empleo y riqueza", remarca Viñas, que tiene una amplia experiencia en el desarrollo de negocio, vinculado al comercio electrónico. Pero muchas ideas se quedan en el papel, pese a que la mayoría merecen convertirse en realidad y en un producto comercial. "Los conceptos de 'invento' e 'inventor' se han relacionado siempre con 'friki'", señala Viñas, que ha sido promotor de eventos sobre invenciones e innovación y es consciente de que hoy muy pocos inventores pueden asegurar que viven de sus inventos. "Hoy es bastante utópico".

Aunque la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) registra centenares de proyectos diariamente y las universidades y empresas españolas sacan de sus laboratorios numerosas ideas, "nos sigue faltando un nexo de unión entre inventor y patentes y la fabricación y comercialización", dice Viñas, que también es asesor y consejero en marketing y comunicación. "Aún no existe en España un organismo de apoyo a la invención, pese a que todo lo que nos rodea son inventos".

¿Cuestión de dinero?
La mayoría de proyectos de innovación fracasan en sus primeras fases. "No tenemos cifras concretas, pero muchas ideas suelen quedarse en la fase de presentación o se echan atrás tras los primeros estudios de mercado", calcula Viñas, convencido de que "sólo el dinero no hace que una idea sea exitosa". Sin embargo, una de las mayores dificultadas con la que se encuentran la mayoría de inventores es conseguir financiación para su proyecto. "O cuentas con una gran capacidad económica o tienes que buscar financiación", señala, detallando que sólo el registro de una patente muchas veces ya es en sí una gran inversión.

Sacar adelante un proyecto innovador, convertir el boceto de una idea en un papel en un producto comercial pasa por diferentes fases. Tras un primer momento de observación de las necesidades y de la aparición de las primeras ideas del concepto y los primeros diseños, los inventores tienen que conocer si su ingenio ya está registrado en una patente similar. Si no es así, hay que registrar inmediatamente la patente, ya que el tiempo es fundamental a la hora de dirimir posibles conflictos.

Es aquí donde muchos inventos se detienen, en busca de financiación para su desarrollo o simplemente a la espera de vender la idea. Además, hay muchas patentes que se registran con el fin de tener la propiedad de la idea, no con la intención de fabricarla. Salvado este obstáculo, se pasa a la fase de elaboración de los primeros prototipos, que debería venir acompañado de un análisis del mercado y la elaboración de un plan de negocio. Resueltos los pormenores contables, el prototipo puede comenzar a fabricarse y comercializarse.

"La industria española aún tiene mucho que aprender", remarca el Presidente de la AEI. "Se debe dar entrada a nuevas ideas y ser más modestos", apunta, al tiempo que denuncia que uno de los problemas a los que se enfrentan los inventores que acuden a empresas para que fabriquen sus ingenios es que, tras recibir una negativa no es raro que se encuentren más adelante con su producto "pirateado". "Muchas empresas y fabricantes se aprovechan de que a algunos inventores no les queda más remedio que vender sus patentes para que salgan adelante sus ingenios, conscientes de que recibirán menos ingresos", asegura. "Es muy fácil pasar del 'eureka' inicial al 'a ver si alguien me compra la idea'", concluye.

¡Eureka! 
Si eres inventor, tienes muchas ideas y quieres que se conozcan tus proyectos envíanos tus propuestas a  eureka @ publico . es  para que las valoremos junto a la AEI. Si sale seleccionada nos pondremos en contacto contigo para su publicación.


Fuente:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas