27 feb. 2013

Exoesqueleto para “situaciones de desastre” [Video]

Entre abril y septiembre de 2009 publicamos información sobre el exoesqueleto HAL, desarrollado por la empresa japonesa Cyberdyne. Las aplicaciones para el HAL estaban orientadas al entorno médico, para asistir a pacientes de edad avanzada y/o con limitaciones motrices. Sin embargo, Cyberdyne y la Universidad de Tsukuba han presentado en estos últimos días al “HAL Robot Suit”, un nuevo exoesqueleto basado en el diseño del HAL, con la diferencia de que será utilizado en situaciones de emergencia, lo que automáticamente nos hace pensar en el desastre de Fukushima.


Aún después de todo este tiempo requiere cierto esfuerzo procesar la idea: Robots importados de Estados Unidos para asistir en las tareas de rescate y contención luego del desastre de Fukushima. Están a punto de cumplirse dos años, pero sus secuelas perduran: El tsunami por sí solo se llevó casi dieciséis mil vidas. Un terrible daño ecológico, económico y social. La gente desconfiando de la comida y la bebida que sus pueblos y ciudades producen, provocando divisiones en familias sobre qué es seguro y qué no. Y de fondo, las autoridades que fueron atrapadas completamente con la guardia baja. Los reportes han sido lapidarios, y las investigaciones continúan, pero también es necesario que Japón comience a prepararse de otra forma.

Una de las últimas expresiones llega a través del “HAL Robot Suit”, basado en el Cyberdyne HAL. Este nuevo exoesqueleto ha sido desarrollado por Cyberdyne y la Universidad de Tsukuba, y que además de incrementar la fuerza de su usuario, entrega mayor protección contra la radiación. La “armadura” (si se la quiere llamar así) está compuesta por piezas de fibra de carbono. El proyecto también está asociado a la agencia japonesa NEDO, que promueve el desarrollo y la investigación de tecnologías orientadas al medioambiente y fuentes alternativas de energía.

De acuerdo a lo que ha reportado Cyberdyne, el usuario del nuevo exoesqueleto verá reducida su exposición a la radiación en un cincuenta por ciento, y también contará con la protección de un sistema de refrigeración para evitar golpes de calor. No han trascendido los costos de desarrollo o el valor de cada unidad, pero si tenemos en cuenta la presencia de la prensa durante la demostración, evidentemente había muchos ojos posados sobre la creación de este exoesqueleto.


Fuente:


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas