30 nov. 2011

Los electrodos de nanopartículas podrían hacer que nos “enchufemos a pilas”

Hexacianoferrato de cobre. ¿Complicado? Puede, pero gracias a él las energías renovables a larga escala tienen un aliado muy importante, ya que gracias a los cátodos fabricados con este material se podrían crear baterías baratas y con una increíble vida útil que las haría adecuadas para el uso como parte de la red eléctrica.

Si hasta ahora enchufábamos las baterías a la red eléctrica puede que en un futuro bastante cercano veamos casi lo contrario, baterías masivas que almacenen energía eléctrica obtenida de manera renovable y a las que se enchufe la red.

La culpa de todo esto la tiene el hexacianoferrato de cobre, que en unas pruebas realizadas por la Universidad de Stanford ha resultado un excelente candidato para la creación de cátodos en baterías enormes.

La estructura de los cristales permiten que iones de potasio hidratado puedan moverse libremente sin dañarlo, ofreciendo un 80% de su capacidad tras 40.000 ciclos de carga y descarga, y que además se realizan mucho más rápido gracias a que las partículas del material tienen sólo unos 100 átomos.

Según sus creadores esto supone baterías con una vida útil de unos 30 años. No servirán de mucho para pequeños dispositivos, pero si tendrán una grandísima utilidad para el tendido eléctrico.

El único problema es que ahora tienen que encontrar un material diferente para el ánodo, y aunque han encontrado algunos siguen buscando uno tan fácilmente fabricable a larga escala como el hexacianoferrato de cobre. [Nature Communications]


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas