2 dic. 2011

Robots, avatares y humanoides en la Semana Europea de la Robótica

Un enfrentamiento entre robots de competición, la creación de tu propio avatar, la visita al primer aparcamiento robotizado de Madrid o la presentación de sistemas aéreos no tripulados son algunas de las actividades programadas en España dentro de la Semana Europea de la Robótica. El objetivo, promocionar entre el público los avances de la robótica en Europa.




“Después de los ordenadores e internet, la siguiente revolución puede ser disponer de elementos que nos faciliten la vida, y eso es la robótica”, ha señalado Pablo González, coordinador de la Plataforma Tecnológica Española de Robótica (HispaRob), durante la presentación de la Semana Europea de la Robótica.

El objetivo de este evento, que se celebra entre el 28 de noviembre y el 4 de diciembre, es acercar la robótica a la sociedad a través de 22 actividades organizadas por toda la geografía española, según ha explicado Iñaki Maurtua, Jefe de Unidad de Sistemas Autónomos Inteligentes de Tekniker-IK4. Esta empresa, junto a la plataforma HispaRob coordinan la parte española de la Robotics Week.

“La idea nació en abril en Suecia durante una reunión del sector, en la que se constató que la gente asocia la robótica con Japón, EE UU o Corea, y no es consciente de la gran actividad y los numerosos centros de investigación y compañías que trabajan en robótica en Europa, incluida España”, subraya Maurtua. “Así surgió la necesidad de divulgarlo y celebrar esta semana”.

Las actividades incluyen demostraciones de robots, competiciones entre ellos, talleres donde los estudiantes pueden crear su propio avatar, aplicaciones con legos, seminarios, jornadas de puertas abiertas en empresas y centros tecnológicos, así como presentaciones de proyectos europeos y nacionales relacionados con la robótica.

También la visita al primer aparcamiento robotizado de Madrid (y primero de vivienda publica), exhibiciones de los robots que se usan para desactivar explosivos o los de exploración planetaria, o un curso para aprender conceptos de movimiento, sensores y orientación de humanoides. La información de los todos los actos se puede seguir vía web, y algunos de ellos también se retransmiten en tiempo real.

Algunas universidades, como la Jaume I en Castellón o la Universidad Politécnica de Madrid -junto al CSIC-, también organizan tours por sus centros de robótica. Por su parte, la Universidad de Sevilla ofrece un taller sobre sistemas aéreos no tripulados y sus aplicaciones, así como jornadas para analizar el estado de la I+D+i en robótica experimental en España, con la presentación de más de 90 trabajos.

La Universidad Carlos III de Madrid (UC3M), además de mostrar sus robots y una mano robótica para manipulación de objetos, ha sido el escenario elegido para realizar la presentación de la Semana Europea de la Robótica. Esta universidad alberga la Secretaría Técnica de Hisparob.

Robótica innovadora y generadora de negocio

Durante el acto, su Vicerrector de Investigación y Transferencia, Carlos Balaguer, recordó la importancia de dos de los proyectos estrella de la robótica. Uno es Robocity2030, una iniciativa innovadora de seis grupos de robótica de Madrid para desarrollar robots de servicios que aumenten la calidad de vida de los ciudadanos.

El otro es RoboCom, uno de los seis proyectos finalistas de la iniciativa FET (Future and Emerging Technologies) Flagship de la UE, que financiará con 1.000 millones de euros en 10 años o los ganadores. Si sale adelante se creará un núcleo de actividad en Madrid y otro en Barcelona.

“El objetivo de este proyecto es, por un lado, hacer ciencia pura (nuevos materiales, sistemas de alimentación como baterías y pilas de combustible, estudios de comportamiento sociológico…), y por otro, desarrollar la tecnología necesaria para comercializar los robots a un precio razonable”, ha explicado a SINC Balaguer.

Por su parte, el director del Robotics Lab de la UC3M y director de la Secretaría Técnica de Hisparob, Miguel Ángel Salichs, ha destacado que la agenda estratégica para el sector se debe centrar en cinco sectores: industrial (avances en la robótica tradicional de automóviles, por ejemplo), servicios profesionales (vigilancia, seguridad, transporte, mantenimiento), servicios personales (desde aspiradoras hasta sistemas planchadores, sociales y de ocio), seguridad y defensa (como los robots que han entrado en la central de Fukushima) y espacio (se acaba de lanzar un rover a Marte con tecnología española).

“La robótica es mucho más que la idea que se tiene de juguetes tecnológicos”, concluye Pablo González. “España tiene una oportunidad clave y no llegamos tarde, porque tenemos una amplia base tecnológica y científica, y de ahí puede surgir un negocio que sirva para generar empleo, riqueza y capacidad de exportación”.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas