2 dic. 2011

El Kindle de Amazon llega a España

Era cuestión de tiempo. El regreso de Amazon a España se anunció centrado en la venta de libros físicos, pero nadie tenía la menor duda de que antes o después iban a lanzar la joya de la corona del mayor vendedor online del mundo: el lector de libros Kindle.



Amazon había hecho un primer intento de establecerse en nuestro país a finales del siglo pasado, antes del estallido de la burbuja .com. Pero en aquel momento no consiguió buenos precios para los envíos, y los de Seattle acabaron cerrando el negocio en España, esperando tiempos mejores. Ahora llegan envueltos en una aureola de triunfo. Han esperado a que empresas como Casa del Libro y El Corte Inglés presentaran sus propios lectores -basados en el Kindle- antes de anunciar el suyo en medio de gran secretismo.

Modelo básico

El Kindle que ha llegado a España lo hace a un precio (99 €) similar a su contrapartida estadounidense. Sin pantalla táctil ni 3G, como modelos más avanzados, ni tampoco la posibilidad de un coste más bajo a cambio de publicidad. «Pero sigue siendo el mejor lector del mercado, con el refresco de página más rápido, capacidad para 2000 libros y una batería que dura un mes», afirmaba orgulloso Gordon Willoughby. El responsable de Amazon Europa visitó Madrid para apadrinar el lanzamiento del dispositivo, confiando en repetir el éxito que el Kindle ha tenido en EE.UU., donde ha vendido más de cuatro millones de unidades, según los analistas.

Willoughby, fiel a la política de Amazon, rehúsa comentar las cifras, al igual que no admite el número de Kindles que espera vender estas Navidades en España. «Esos datos son confidenciales, no queremos dar pistas a la competencia. Pero sí te diré que queríamos estar en España antes que en ningún otro país. Es un idioma clave, con 400 millones de potenciales clientes», señala el directivo.

Que su tienda española va a ser una pieza clave en la estrategia de Amazon lo refrenda que hayan escogido como responsable de la marca en España a una ejecutiva de la talla de Koro Castellano, quien fuera directora general de Tuenti. Castellano es una innovadora nata, un enfoque que la empresa de Seattle necesitará para triunfar en este mercado. La ley del precio fijo y la reticencia de los grandes grupos a bajar los precios frente al papel serán sus principales caballos de batalla. «Nosotros proponemos a los editores rebajas del 30% respecto al papel, aunque aún tenemos que trabajar en ese sentido. Algunos están muy dispuestos a experimentar».

El autor y el editor

Aunque por ahora la versión en castellano de Amazon sólo tenga 22.000 títulos digitales, estos van a ir viéndose ampliados en las próximas fechas. Y no solo desde las editoriales, sino que cualquier usuario va a poder convertirse en su propio editor y vender su novela en el Kindle desde hoy mismo, obteniendo un 70% del PVP. Un movimiento acertado, que ha supuesto fama y fortuna para autores en EE.UU.

Escritores absolutamente desconocidos como Amanda Hocking o John Locke se han convertido en millonarios en pocos meses gracias al poder del boca a boca y de la viralidad de los usuarios de Amazon, que son muy activos en la página. La herramienta se llama Kindle Direct Publishing y puede cambiar el equilibrio de poderes entre autor y editores. Pero eso, como diría Ende, es otra historia, y se la contaremos la semana que viene.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas