9 may. 2012

Una pareja crea ebooks y aplicaciones para ayudar a sus hijos a entender el mundo

Las preguntas que formulan los niños a veces son más complejas que las cuestiones que plantean los adultos. Además, las respuestas a estos interrogantes suelen requerir más imaginación y capacidad expresiva. 



Numerosos padres en cualquier punto del mundo se enfrentan a la necesidad de explicarles a sus hijos, por ejemplo, qué es la crisis o en qué consiste la actividad de los políticos. Pues bien, para superar este reto sin aburrir a los pequeños –más bien todo lo contrario, divirtiéndoles y estimulando su inteligencia–, una pareja de Barcelona ha puesto en marcha una editorial digital que comercializa ebooks y aplicaciones sobre estos temas.

El sello se llama Sanoen y ya ha conseguido vender sus producciones en 43 países. Con medio año de vida ha logrado entrar en el top 100 de las apps en la categoría de libros en Estados Unidos –hoy por hoy, su principal mercado– y en el top 10 en Francia y Bélgica. En España ha escalado a la cuarta posición. Hasta ahora había trabajado en cinco idiomas: inglés, castellano, catalán, francés y alemán. El chino se ha sumado a esta lista en sus últimos proyectos, como ¡A la granja!, concebido para estimular el lenguaje.¿Igualmente, a sus aplicaciones para iPad se les añaden las versiones del ebook de Amazon –han sido los autores del primer cuento en catalán para Kindle–.

Esta efervescencia adapta en el sur de Europa el movimiento norteamericano conocido como Moms with apps, madres que diseñan aplicaciones para ayudar a sus familias a entender el mundo actual. ¡La abuela se pierde!, el título inaugural de la colección Sara, la pequeña hada, surgió con esta finalidad. En él, la menuda protagonista aprende qué es el Alzheimer. El libro interactivo, que incluye la posibilidad de incorporar a un personaje sorpresa con el rostro del lector, está pensado para menores de 5 a 9 años.

El modus operandi de sus impulsores –ella, una profesional de la comunicación con experiencia en grandes grupos que abandonó el sector para centrarse en esta aventura; él, ingeniero de telecomunicaciones– es de lo más coherente. En un entorno en el que seis de cada diez apps pierden dinero, prueban sus obras dejándoselas a sus gemelos de 7 años y también a sus amigos, que aparecen identificados en los letreros como “controladores de calidad”, según explica la responsable de los textos, Marga Martínez.¿¿

La actriz Aina Clotet ha puesto la voz en catalán y castellano a ¡La abuela se pierde! Las ilustraciones han corrido a cargo de la artista Vanessa Linares Capel. La narración es tan clara como útil: la niña y su familia preparan la habitación para María, que padece una enfermedad que le hace perder la memoria. El hada Mina le cuenta a Sara las claves para comprender qué le sucede a su abuela, lo cual propicia un desenlace sin traumas.

Conscientes de que se dirigen a “nativos digitales que dominan las nuevas tecnologías”, estos dos padres emprendedores han dotado sus creaciones de una navegación intuitiva con múltiples elementos interactivos, música original y efectos de sonido, juegos y tests de preguntas para validar lo asimilado, etc. Un asesor pedagógico les guía en esta tarea, que no margina los consejos para los progenitores.¿Ellos y diversos desarrolladores de aplicaciones infantiles españoles han constituido una asociación para unir fuerzas y llevar a cabo acciones conjuntas, Edita Interactiva. Están dando forma a su página web aunque ya están presentes en Facebook.



No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas