4 mar. 2011

Con un kilo de helio lunar podríamos iluminar Europa [VIDEO]


El artilugio con el que Joshua Tristancho quiere conquistar la Luna cabe en una mano. Se trata del Pico Rover, uno de los tres robots con los que el equipo FREDNET quiere ganar los 30 millones de dólares del concurso Lunar X Prize, aunque, según este ingeniero de la Universidad Politécnica de Catalunya, el dinero es lo de menos.

¿Cómo funciona vuestro equipo?

Somos un proyecto de código abierto como Linux o la Wikipedia en el que participa gente de 63 países y las decisiones se toman por consenso. Los coordinadores, entre los que me encuentro, nos encargamos de distribuir el trabajo.


¿Cuánto puede costar lanzar su proyecto?

Si usamos un cohete propio podría ser unos 20 millones de dólares, porque cada participante aporta tecnología que ha pagado con su dinero. Pero lo más realista es que sean 40, usando un cohete de alguna empresa privada.

¿Es rentable desarrollar un proyecto así por el valor que tiene el premio?

Ningún concursante va a ganar dinero con el premio, pero sí con las tecnologías que desarrolle durante el proyecto. Los beneficios son inimaginables. Por ejemplo, varias empresas españolas ya se han interesado por las cámaras de visión que vamos a utilizar en el Pico Rover.

¿Cómo funcionará?

Básicamente las cámaras deben permitir que el explorador vea los obstáculos y, ayudado de los pesos que hay dentro de la esfera, pueda esquivarlos.

¿Qué otros beneficios podrían sacarse de la Luna?

Isótopos de helio-3 con los que alimentar futuros reactores de fusión. Con un kilo se podría iluminar toda Europa durante una semana. Este isótopo apenas existe en la Tierra, hay que fabricarlo y es muy caro, pero en la Luna sí hay y podría traerse de allí.

¿No es una desventaja trabajar en abierto?

Aquí no hay tanta competencia como entre las empresas de móviles. Nuestra idea es que el dinero no debe influir en la calidad del servicio y por eso hemos creado un simulador de vuelo a la Luna que todo el mundo puede descargar sin pagar. Así fomentamos el gusanillo por la exploración espacial.





FUENTE:


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas