4 mar. 2011

Un ordenador controlado por la mirada


Tobii, una empresa sueca de tecnología dedicada a mejorar las condiciones de los discapacitados, ha presentado en CeBIT junto con Lenovo, el fabricante chino que adquirió la división de ordenadores de IBM, un ordenador empotrado en una pantalla de 15 pulgadas que se controla con la mirada.

Tiene un sistema operativo adaptado por completo para controlarse solo con los ojos. Tras unos segundos iniciales para calibrar la posición de los ojos del usuario, aparece un entorno de grandes iconos. El clic se controla fijando la mirada. Se puede hacer doble clic con un doble parpadeo. En realidad se trata de una interfaz creada para este aparato que funciona sobre Windows 7 (aunque el usuario no lo percibe).

Además, el ordenador lleva dentro un teléfono por lo que permite hacer llamadas, enviar y recibir SMS. Entre los accesos directos de la interfaz se encuentra un programa para escribir textos, otro para la gestión de correo y otro más para navegar por Internet con una versión adaptada de Firefox. Cualquier texto en pantalla puede ser leído en alto por una voz robótica, una opción interesante para aquellos que han perdido el habla. También se puede usar como calculadora, para dibujar o para revisar las fotos guardadas en el aparato.

Si se quiere se puede configurar como mando a distancia de la televisión o cadena musical a través del puerto de infrarrojos por lo que convierte el dispositivo en un centro de gestión multimedia y dota al paciente de bastante independencia.

Alex Schuh, responsable de ventas de la empresa en Alemania, explica que su producto está teniendo especial aceptación en centros de rehabilitación de enfermos con daños cerebrales y pacientes de ELA.

Las técnicas de 'eye-tracking' (seguimiento de la mirada) ya se usaban de manera experimental con discapacitados, así como en estudios de publicidad, para poder evaluar el valor de las zonas calientes de las páginas web. En este ordenador desde la escritura de un texto, el movimiento del puntero y hasta el gesto de clic se controle solo con la vista.

El aparato no pretende convertirse en un éxito de ventas pero sí de una ayuda para quiénes no pueden mover su cuerpo y necesitan comunicarse. El aparato cuesta 18.000 euros y hacen envíos a toda Europa.


FUENTE:


No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas