24 mar. 2011

¿El estrés acorta la vida?


La Sociedad Catalana de Medicina Familiar y Comunitaria (CAMFiC) inicia un estudio para comprobar si el sufrimiento hace enfermar. El objetivo del estudio, asesorado por el Instituto de Investigación en Atención Primaria (IDIAP Jordi Gol), es comprobar si situaciones de estrés y depresión favorecen sufrir un síndrome metabólico.

El síndrome metabólico es un conjunto de factores que incrementan el riesgo cardiovascular. Estos factores son: un perímetro abdominal superior a 102 cm en hombres u 88 cm en mujeres, tener la hipertensión arterial por encima de 130-85, el HDL (colesterol bueno) <40 mg / dl en hombres, <50mg/dl en mujeres, tener los triglicéridos superiores a 150mg/dl y / o la glucemia basal por encima de 110mg/dl.


Para tener un síndrome metabólico se debe tener 3 o más factores a la vez, de esta manera la persona se encuentra en un riesgo cardiovascular superior al esperable.

Los médicos de familia hacen seguimiento exhaustivo de aquellos pacientes que tienen síndrome metabólico identificado y que además pueden tener otros factores que favorecen el riesgo cardiovascular como el consumo de alcohol o tabaco.

Este estudio trata de comprobar si una persona que a priori no parecería sufrir un síndrome metabólico (porque puede no tener ninguno de los factores antes mencionados, o bien sólo uno) puede llegar a desarrollar el síndrome si entra en situación de estrés, ya sea por ansiedad, depresión, acontecimientos vitales estresantes (como puede ser la pérdida de un ser querido), o por una baja calidad de vida.

Según Yolanda Ortega, médico de familia de CAMFiC e investigadora principal del proyecto "el síndrome metabólico (SM) es muy frecuente y conocemos su alta prevalencia, sabemos que un 15% de la población desarrollará la SM, pero desconocemos su evolución. Este estudio nos debe permitir conocer la incidencia y el perfil que marca la evolución de nuestros pacientes en este síndrome en el ámbito de la salud mental. De hecho, sabemos que un 14% de la población actualmente sufre una depresión, y la hipótesis de trabajo que tenemos es que de este 14% de población, un 25% desarrollará un síndrome metabólico ".

Detalles del estudio

El estudio, actualmente en curso, se realiza sobre una muestra aleatoria de 738 personas con alto riesgo de desarrollar SM, de 40 o más años de edad, atendidos en un centro de atención primaria urbano durante el último año. Para la recogida de información del equipo investigador aprovecha la primera visita ordinaria del paciente para presentarle el estudio y solicitar le su consentimiento informado.

El paciente es citado para realizar una analítica de control. Una vez realizada la analítica y con los resultados de la exploración física, se decide si queda incluido o excluido del estudio. A los pacientes que siguen adelante en el proyecto se les administran diferentes cuestionarios para valorar su percepción de la calidad de vida, así como medir su ansiedad y posible depresión. Se les hará el seguimiento habitual y al cabo de un año se les volverá a hacer la analítica y pasar los test para saber su percepción de la calidad de vida, así como medir nuevamente su ansiedad y depresión.

Los resultados permitirán verificar si los pacientes con ansiedad o depresión tienen más posibilidad de desarrollar síndrome metabólico. En este caso se considera que un sufrimiento psicológico habría hecho enfermar estas personas.

La investigadora Yolanda Ortega, insiste en que la posibilidad de incidir en la detección de la patología mental como medida preventiva de nuevos casos de síndrome metabólico "nos permitirá actuar de forma preventiva en la patología cardiovascular en todas sus formas".

El proyecto 'El impacto del estrés hacia el síndrome metabólico "ha sido financiado por las Ayudas a la Investigación que otorga la CAMFIC anualmente.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas