30 may. 2011

El electrón es la esfera más perfecta del Universo



Investigadores del Imperial College de Londres han llegado a la conclusión de que el electrón puede ser la esfera más perfecta del Universo. Lo que separa a estas partículas subatómicas de la redondez absoluta es menos de 0,000000000000000000000000001 cm, algo insignificante. En otras palabras, «si un electrón se inflara hasta el tener el tamaño del Sistema Solar, todavía parecería esférico dentro de la anchura de un cabello humano», asegura Edward Hinds, responsable del equipo de realizó las mediciones. La investigación ha sido publicada en la revista Nature.

Las mediciones no son solo una búsqueda de precisión. Muchos físicos han intentado calcular si el electrón está realmente aplastado, como predicen algunos teóricos. Si esa deformidad existiera, el descubrimiento demostraría que el tiempo es asimétrico y podría provocar una revisión de lo que se conoce como «modelo estándar» de la física de partículas. Es decir, que la física no trabaja de la misma forma cuando el tiempo retrocede que cuando avanza.

Medición muy sensible
El último estudio ha buscado el efecto de esta asimetría en los giros de los electrones expuestos a potentes campos eléctricos y magnéticos, pero no encontró nada. Los investigadores creen que cualquier desviación de una redondez perfecta de los electrones debe de medir menos de una milmillonésima de milmillonésima de milmillonésima de centímetro de diámetro. Para realizar las mediciones, los científicos utilizaron un haz de pulsos de fluoruro de iterbio, una técnica, según dicen, más sensible que la última utilizada por sus colegas de la Universidad de California en Berkeley en 2002, que usaron átomos de talio.

Los investigadores creen que en los próximos años podrán mejorar su técnica en un factor de diez e incluso alcanzar finalmente un factor de 100, lo que sería suficiente para detectar los efectos de una posible distorsión y demostraría la existencia de nuevas partículas muy masivas. Los autores del estudio creen que su trabajo abre la puerta a grandes descubrimientos.


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas