25 may. 2011

Expertos de Jaén obtienen energía a partir de los restos de la poda del olivo


Los restos de la poda del olivo ya tienen aplicación en el campo energético. Expertos de la Universidad de Jaén han logrado obtener energía eléctrica a partir de un proceso de gasificación con biomasa formada por astillas de la poda, fragmenos de hueso de aceituna y orujillo, entre otros materiales.

Un equipo de expertos de la Universidad de Jaén, dirigidos por el profesor de Ingeniería Eléctrica Francisco Jurado, trabajan en un proyecto para incorporar la gasificación en la transformación energética de toda la materia prima resultante de la poda del olivo.


Según informa Europa Press, hasta el momento, no se habían encontrado aplicaciones viables para estos materiales, ni desde el punto de vista tecnológico, ni económico.

La iniciativa que desarrollan en la Universidad de Jaén parte de una biomasa formada por astillas de poda de olivar, fragmentos de hueso de aceituna y orujillo entre otros restos y se somete a un proceso químico que originará un gas de síntesis o gas pobre, formado por hidrógeno, monóxido de carbono, metano, dióxido de carbono y nitrógeno. A partir de este gas de síntesis, se ha logrado poner en marcha un motor de combustión interna o generar energía eléctrica utilizando una microturbina.

El aspecto más interesante de la gasificación es que produce un menor volumen de gases residuales y una mayor concentración de contaminantes, por lo que los sistemas de depuración son menores y más eficientes. Además, el combustible obtenido puede emplearse en una amplia gama de aplicaciones con equipos convencionales.

Francisco Jurado destaca también que "el rendimiento eléctrico ofrecido por la poda una vez que se ha sometido a la gasificación es del 30%".


FUENTE:

No hay comentarios:

Hemeroteca

Etiquetas